La conducción principal del Canal de Navarra que permitirá llevar agua de calidad a campos de cultivo de Sesma ya ha sido instalada en su totalidad

El consejero de Cohesión Territorial y la alcaldesa de Sesma han comprobado el avance en la construcción de esta infraestructura que posibilitará poner en riego este año cerca de 1.300 nuevas hectáreas de cultivo
18 de febrero de 2022
El consejero Ciriza acompañado por María Rosario Echávarri, alcaldesa de 
Sesma; Joaquin Puig, subdirector de INTIA y responsable del área de 
regadíos; y Fernando Milla, el jefe de Obra.
camera_alt El consejero Ciriza acompañado por María Rosario Echávarri, alcaldesa de Sesma; Joaquin Puig, subdirector de INTIA y responsable del área de regadíos; y Fernando Milla, el jefe de Obra.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

La conducción principal del Canal de Navarra que permitirá llevar agua de calidad a campos de cultivo de Sesma ya ha sido instalada en su totalidad. El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y la alcaldesa de Sesma, María Rosario Echávarri, han comprobado el avance de los trabajos de construcción de esta infraestructura a su paso por el término municipal de la localidad.

Se trata de 2,7 kilómetros de tubería de acero que constituye la conducción principal de la red de riego, cuya puesta en servicio permitirá convertir en regadío este año un total de 1.290 nuevas hectáreas de cultivo con agua de calidad proveniente de Itoiz.

El consejero Ciriza, que ha estado acompañado en su visita por el subdirector de INTIA y responsable del área de regadíos, Joaquin Puig; el responsable de la empresa concesionaria Aguas de Navarra, Francisco Iribarren; así como personal técnico de INTIA, ha destacado que “la construcción de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra en Tierra Estella avanza de manera progresiva”, y ha recordado que “el Canal de Navarra constituye una infraestructura estratégica para el desarrollo de nuestra comunidad, que genera cohesión social y territorial, y permite a Navarra avanzar en el desarrollo económico”.

Trabajos en la red de riego a presión

Cabe recordar que las obras de construcción del Canal de Navarra a su paso por Sesma dieron comienzo el otoño pasado, con un plazo de ejecución de 12 meses. En una primera fase, se ha priorizado la construcción de la red de riego a presión.

En estos momentos, además de trabajar sobre la conducción principal, se está trabajando también en la instalación de los ramales secundarios de distribución, que abastecerán de agua a las distintas parcelas. Además, los trabajos en la red de riego contemplan la colocación de 216 hidrantes.

Las actuaciones se completarán con la construcción de la red de desagües y la red de caminos para el acceso a las parcelas, que comenzará próximamente. Ésta tiene una longitud total de 65 kilómetros de los que la mayor parte se encuentran ya construidos, pero es preciso ampliar su anchura.

Por último, se proyecta una red de colectores de 47 kilómetros de longitud, cuya misión es la de evacuar las aguas pluviales y el agua de escorrentía de las parcelas de riego.

El Canal de Navarra en Tierra Estella

Las obras de construcción del Canal de Navarra en Tierra Estella se encuentran iniciadas en Lerín (Ega 2) y en Sesma, (sector Ega 3). Ambos sectores pertenecen al conocido como Ramal del Ega de la ampliación de la 1ª fase. Éste transcurre paralelo al cauce del río del que toma el nombre recorriendo los términos municipales de Lerín, Sesma, Cárcar, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra, alimentando los diferentes sectores de riego situados en la cuenca de este río.

La construcción del Canal en Tierra Estella permitirá abastecer de agua de calidad de Itoiz a un total de 5.428 hectáreas de regadío pertenecientes a 1.300 agricultores estimados. Además de garantizar el suministro en épocas de estiaje, posibilitará incrementar la variedad de cultivos a implantar, pudiéndose llegar hasta los 54 tipos de cultivos diferentes. Además, los regadíos de Andosilla, San Adrián y Azagra, que hasta ahora sólo tenían concesión de agua en invierno, pasarán a disponer de ella todo el año, lo que permitirá el riego de la viña en verano, época crítica para este cultivo, posibilitando la mejora de la calidad de las producciones de esta zona.

Asimismo, la llegada del agua de Itoiz a Tierra Estella permitirá reducir la presión de extracción de agua sobre el río Ega, produciendo una mejora del estado medioambiental del rio en épocas de estiaje.