El Gobierno de Navarra y la Fundación Parque Polo renuevan el convenio por el que 170.000 escolares han recibido formación vial en los últimos 23 años

El vicepresidente Remírez y el Presidente de Volkswagen Navarra, Markus Haupt, han visitado a los y las escolares que reciben formación en Seguridad Vial en el parque
20 de mayo de 2022
El grupo de escolares esta mañana en el Parque Polo.
camera_alt El grupo de escolares esta mañana en el Parque Polo.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

Esta mañana el vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; la directora general de Interior, Amparo López; y el Jefe de la Policía Foral, Juan Carlos Zapico, han visitado las instalaciones de la Fundación Parque Polo junto al Presidente de Volkswagen Navarra, Markus Haupt. Su encuentro ha coincidido con la actividad educativa en materia de seguridad vial que realiza el alumnado de 3º de Educación Primaria del Colegio Público de Mendillorri.

Recientemente, el Ejecutivo foral y la Fundación Parque Polo de Volkswagen Navarra han renovado el convenio de colaboración vigente desde 1999, año de creación de este parque, para seguir fomentando en 2022 acciones formativas en materia de seguridad vial entre la población escolar.

A lo largo de estos 23 años, han pasado por las instalaciones de Parque Polo más de 170.000 escolares navarros, algo más de 7.000 cada año, aunque desde marzo de 2020 hasta septiembre de 2021, el parque tuvo que permanecer cerrado debido a la pandemia.

Para las acciones formativas, el Parque Polo cuenta con un equipo pedagógico compuesto por una coordinadora y tres monitores de educación vial, quienes elaboran los distintos programas formativos de los escolares que acuden al Parque. En cada una de las visitas se cuenta con la colaboración de agentes del Grupo de Educación Vial de la Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona, y del Parque de Bomberos de la propia fábrica.

Fomento de la Seguridad vial desde la etapa escolar

El convenio de colaboración entre el Gobierno de Navarra y la Fundación Parque Polo se enmarca dentro del ámbito de intervención en el entorno educativo, que recoge la Estrategia Navarra de Seguridad Vial del Ejecutivo Foral.

Además de esta acción, se recogen otras que, con el mismo fin, persiguen llevar a cabo acciones formativas dirigidas a escolares y la juventud con el fin de concienciar en seguridad vial y fomentar la conducción prudente en centros educativos, parques itinerantes y aquellas entidades que realicen acciones relacionadas con esta materia.

Cabe mencionar en este mismo ámbito la elaboración de materiales didácticos para poner a disposición de la comunidad educativa o la promoción entre los Ayuntamientos de Navarra de la implantación del “camino escolar seguro”, animando a las entidades locales a participar en esta acción, entre otras.

La Estrategia Navarra de Seguridad Vial está marcada por el enfoque “Visión Cero”, política vial que propone que ninguna persona habría de morir o resultar gravemente herida a consecuencia de una colisión de tráfico. Con el fin de lograr este objetivo, la estrategia impulsa once planes de acción por áreas de actuación, siendo la primera de ellas la mencionada anteriormente de Educación y Formación.

Fundación Parque Polo

El Parque Polo, que inició su actividad en 1999, se localiza dentro del recinto de Volkswagen Navarra, en el polígono de Landaben, con unas instalaciones con una superficie de 20.000 metros cuadrados. El Parque Polo responde a la estrategia de responsabilidad social de Volkswagen Navarra que tiene, como uno de sus fundamentos, el fomento de la educación vial y de una movilidad segura, saludable y sostenible.

Las actividades del parque están adaptadas a los diferentes niveles educativos. De forma general, van desde la formación teórica sobre normas de educación vial, tanto en el ámbito del peatón como del vehículo, hasta nociones de primeros auxilios y pruebas prácticas de mecánica, así como conducción de karts y bicis, o ciclomotor, esta última a través del simulador.

Además, los contenidos y actividades están también adaptadas para el alumnado con necesidades educativas específicas, y se ofrecen tanto en castellano como en euskera. Asimismo, está la posibilidad de impartirse también en inglés un 50% de sus contenidos y en francés y alemán, un 25%.