Medio Ambiente destina 3.070.000 euros a ayudas para trabajos forestales promovidos por entidades locales y agentes privados

Esta convocatoria plurianual tiene, entre otros objetivos, incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas y prevenir incendios forestales
29 de junio de 2022

Medio Ambiente destina ayudas por valor de 3.070.000 euros para la realización de trabajos de repoblación, silvicultura e infraestructuras forestales dirigidas a entidades locales y a agentes privados en el marco de la campaña 2022-2023.

La partida más importante, que asciende a 2.430.000 euros, va dirigida a las entidades locales, y el resto, 640.000 euros, a agentes o asociaciones privados. La dotación es la misma que la del ejercicio anterior, que ya se vio aumentada en un 12,7% con respecto al 2020.

El plazo de presentación de subvenciones finalizará el próximo 29 de agosto, tal y como se indica en la resolución correspondiente en el Boletín Oficial de Navarra.

El objetivo general de estas ayudas es incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales, prevenir incendios forestales, restaurar bosques dañados por enfermedades u otras catástrofes naturales, fomentar las inversiones en infraestructuras forestales, las inversiones en tecnologías forestales y en la transformación, movilización y comercialización de productos forestales, gestión del uso público, fomento de los aprovechamientos de los pastizales montanos de Natura 2000 y ordenación de montes.

Asimismo, mediante esta convocatoria se busca conservar y mejorar el medio natural y las condiciones ecológicas de los bosques; promover la ampliación de la superficie forestal arbolada de Navarra, preferentemente mediante la creación de formaciones vegetales con capacidad para su regeneración y evolución hacia bosques originarios; fomentar la colaboración con las entidades locales y agentes privados en la defensa y protección de los terrenos forestales y regular y fomentar el aprovechamiento ordenado de los montes como fuente de materia prima renovable, haciéndolo compatible con la protección del medio natural y con la generación de rentas en territorio rural.

Estas actuaciones están, por lo tanto, orientadas al desarrollo y mejora de nuestros bosques, y engranadas en su preservación, ampliación y resiliencia. La gestión forestal está incardinada en la lucha contra el cambio climático y en los compromisos recogidos en la estrategia de Transición Ecológica, Navarra Green, alineada con el Pacto Verde Europeo, y en la Estrategia Forestal de Navarra.

Trabajos forestales

En concreto, las ayudas incluyen trabajos de repoblación (preparación del terreno y plantación y siembra, instalación de cierres y otros sistemas de protección individual y trabajos de mantenimiento precisos en los primeros cinco años tras la plantación); labores selvícolas (clareos, desbroces, cierres no ligados a repoblaciones, podas y tallas de formación); conservación de la biodiversidad de especies forestales que estén previstas en alguno de los Planes de Gestión de ZECs aprobados o en los Proyectos de Ordenación Forestal para dichos montes; asesoramiento, elaboración y registro telemático de documentación técnica de proyectos y memorias forestales y Dirección de Obra; y pequeñas infraestructuras como portillos de madera u otras asociadas al uso recreativo del monte (mejora de fuentes, senderos, aparcamientos, elementos destinados a mejorar la seguridad de los usuarios del espacio como balizas u otras barreras físicas disuasorias, escalinatas, vallados, etc).

En cuanto a los trabajos de creación y mejora de las infraestructuras forestales, se subvencionarán, por un lado, la construcción y mejora de vías forestales cuyo objetivo principal sea la movilización de recursos maderables o leñosos, la prevención o extinción de incendios forestales o el aprovechamiento ganadero extensivo, y, por otro, el asesoramiento, elaboración y registro telemático de documentación técnica de proyectos y memorias forestales y Dirección de Obra.

El apoyo y el impulso a la actividad forestal y/o silvopastoral local, que permite gestionar los montes de nuestro territorio, es fundamental en la lucha contra el cambio climático. Navarra lleva tiempo trabajando en promover la gestión forestal sostenible incluyendo medidas de gestión adaptativa en los planes de ordenación y gestión forestal, y en las medidas de aplicación, con mayor énfasis desde que se decidió participar en LIFE-IP NAdapta-CC.

Cabe destacar que la mayor parte de los montes afectados por los recientes incendios disponen de instrumentos de planificación forestal, y que muchos de los pinares recorridos por el fuego han sido objeto en los últimos años de trabajos selvícolas de limpieza y mejora y de aprovechamiento de madera. Lo cual demuestra que existe una gestión forestal activa tanto por parte de las entidades locales como del propio Gobierno de Navarra.