La consejera Ollo apuesta por impulsar la digitalización en el ámbito del euskera a través del PERTE de la nueva economía de la lengua

El Ejecutivo foral y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital estudian en Madrid vías de participación de Navarra en estos proyectos estratégicos
14 de junio de 2022
De izquierda a derecha, la consejera Ollo; Cristina Gallach, comisionada de 
la Alianza para la Nueva Economía de la Lengua, y el director gerente de 
Euskarabidea, Mikel Arregi, en un momento del encuentro.
camera_alt De izquierda a derecha, la consejera Ollo; Cristina Gallach, comisionada de la Alianza para la Nueva Economía de la Lengua, y el director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi, en un momento del encuentro.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Gobierno de Navarra ha analizado de forma conjunta con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, en un encuentro en Madrid, las posibles vías de participación de Navarra en el PERTE de la nueva economía de la lengua.

La consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, y el director gerente de Euskarabidea / Instituto Navarro del Euskera, Mikel Arregi, han mantenido una reunión  con Cristina Gallach, comisionada de la Alianza para la Nueva Economía de la Lengua del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para estudiar de forma conjunta el marco establecido para la participación de las comunidades autónomas en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica que sobre la materia aprobó el Gobierno de España. El importe total del PERTE es de 1.100 millones de euros.

Esta iniciativa, que se basa en la colaboración público-privada y que abarca el periodo 2021-2026, tiene como objetivo convertir las lenguas en elementos tractores de la transformación digital e impulsar toda la cadena de valor de la nueva economía del conocimiento y de la inteligencia artificial. Se plantea, asimismo, como una oportunidad de aprovechar su potencial como factor de crecimiento económico y competitividad internacional en las áreas de la traducción, el aprendizaje, la divulgación cultural, la producción audiovisual, la investigación y la ciencia.

Durante la reunión, la consejera Ollo ha trasladado a Gallach, su apuesta “por una sociedad multilingüe” y ha destacado “la importancia de la acción conjunta de las diferentes administraciones en torno al impulso del euskera en estos ámbitos”.

En este sentido, ha recordado que el euskera “es un activo de presente con proyección hacia un futuro asociado a innovación, desarrollo y un entorno globalizado. Y , ha añadido que “ esta lengua además de ser un factor para la convivencia y la cohesión social, está abierto al mundo, multiplica nuestro valor como sociedad y tiene un porvenir lleno de oportunidades y fortalezas, también en el ámbito económico”.

Ambas instituciones se han comprometido a trabajar en proyectos que, a través de diversos ministerios, avancen en la digitalización del corpus del euskera, a través de colaboraciones con entidades privadas y universidades,  así como en el fomento de acciones dirigidas a la juventud o a los medios de comunicación en euskera.

Transición digital

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital puso en marcha esta línea de acción, que conjuga el empuje de sectores clave y emergentes con la transición hacia una economía digital, con el objetivo de contribuir a varios de los objetivos establecidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, orientados al crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo de la economía y el empleo, el impulso de la transformación digital, la competitividad y la innovación, y la cohesión social y territorial tanto a nivel estatal como internacional.

El modelo de gobernanza propuesto se basa en la estrecha colaboración público-privada, articulada a través de la Alianza para la Nueva Economía de la Lengua, con el propósito de sumar distintos agentes. Se trata de movilizar inversiones públicas y privadas para maximizar el valor del español y de las lenguas cooficiales en el proceso de transformación digital a nivel mundial, mediante la acción coordinada de las administraciones públicas, las universidades, los centros de investigación, las empresas y las industrias.

El PERTE, que cuenta con un consejo consultivo formado por personalidades e instituciones relevantes de la cultura, la ciencia y la tecnología, vinculadas a la promoción de la lengua y su digitalización, incluye un total de 14 proyectos tractores y se estructura en torno a varios principios clave, entre ellos la vertebración territorial y la digitalización integradora, basada en el humanismo tecnológico y la igualdad de género