El Gobierno de Navarra está transformando ya el 50% del trazado de la N-121-A en un modelo 2+1, con una inversión comprometida de más de 40 millones de euros

El cuarto Plan de Carreteras recoge en Baztan-Bidasoa, además de las obras de la N-121-A y de los túneles de Belate y Almandoz, otras actuaciones como las variantes de Lesaka y Dantxarinea
18 de mayo de 2022

El Gobierno de Navarra está transformando ya el 50% del trazado de la N-121-A en un modelo 2+1, con una inversión comprometida de más de 40 millones de euros. La conversión de esta carretera, junto con la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz, son las principales actuaciones que recoge el cuarto Plan Director de Carreteras para la comarca de Baztan-Bidasoa.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, han mantenido una reunión con los alcaldes y alcaldesas de la zona para avanzar los proyectos del Plan Director en esta zona.

Cabe destacar que el cuarto Plan Director de Carreteras, que se encuentra en fase de redacción, se extenderá hasta 2029 con una estimación de inversión en obra nueva de más de 1.300 millones de euros repartidos en torno a 250 obras en toda Navarra.

El consejero ha incidido en la necesidad de alcanzar vías de financiación suficientes para afrontar las necesidades de la Red de Carreteras de Navarra. En este sentido, ha recordado que el último Plan Director de Carreteras de Navarra (2010-2018) finalizó con solo 17 obras ejecutadas de un total de 225 actuaciones proyectadas.

N-121-A y túneles de Belate y Almandoz, principales actuaciones

El cuarto Plan Director de Carreteras proyecta una quincena de actuaciones para la zona de Baztan-Bidasoa, con una inversión aproximada superior a los 270 millones de euros.

Una de las principales actuaciones es la conversión de la carretera N121-A en una vía 2+1. En la comarca de Baztan-Bidasoa continúan las obras que discurren entre Oronoz-Mugairi y Sunbilla, con previsión de finalizar en 2023.  Se proyectan, igualmente, las obras del último tramo, de Sunbilla a Endarlatsa. Se está elaborando un nuevo proyecto constructivo que estudia utilizar parte del trazado de la antigua N-121-A para aumentar las zonas con carriles de adelantamiento, así como incluir un nuevo enlace en Lesaka y una salida en Bera a través de un semienlace.

En lo que respecta a la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz, se considera la mayor obra en materia de carreteras que se va a realizar en Navarra en los últimos años. En estos momentos, se ultima el proyecto constructivo y exigirá una inversión de 176 millones de euros: 90,4 para el nuevo túnel de Belate; 19,5 para el tramo entre túneles; 43,3 para el túnel de Almandoz; y otros 22,6 millones para la actualización de los túneles existentes. De esta forma, el nuevo túnel de Belate dispondrá de cinco galerías de emergencia cada 500 metros, conectadas al actual tubo. La galería central permitirá el paso de vehículos de emergencia y las otras cuatro serán peatonales con acceso a vehículos ligeros. El túnel de Almandoz, por su parte, será 160 metros más largo que el actual, y contará con dos galerías de emergencia.

Asimismo, se prevén otra serie de actuaciones en la zona de Baztan-Bidasoa, como la construcción del nuevo puente de Baztanberri entre Elizondo e Irurita o la ejecución de variantes en Lesaka y Dantxarinea.