Educación envía al Portal de Transparencia el proyecto de decreto foral del nuevo Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra 

Como centro de referencia en el ámbito de la inclusión, su intervención será complementaria y subsidiaria a los recursos ordinarios de los centros
22 de diciembre de 2021

El Departamento de Educación ha enviado para su publicación en el Portal de Transparencia del Gobierno de Navarra el proyecto de decreto foral que regula la creación, organización y funcionamiento del Centro de Recursos para la Equidad Educativa en Navarra (CREENA) como centro de referencia en el ámbito de la inclusión educativa.

El principal objetivo de esta nueva regulación es la mejora de la respuesta educativa a la diversidad del alumnado, atendiendo a los principios de normalización e inclusión. Para ello fomentará actuaciones inclusivas en el entorno educativo de todo el alumnado por medio del acompañamiento y asesoramiento a todos los agentes de la comunidad educativa, investigación y acciones formativas, difusión y promoción de proyectos innovadores y la actualización permanente en los avances científicos relativos a la equidad e inclusión. El nuevo CREENA actualiza así su respuesta a las necesidades del sistema educativo y se consolida como un centro de apoyo técnico del Departamento de Educación para la aplicación de las directrices, protocolos y programas que cimienten la inclusión de todo el alumnado.

La transformación del antiguo Centro de Recursos de Educación especial de Navarra en un Centro de Recursos para la Equidad Educativa en Navarra busca constituir una estructura de apoyo, acompañamiento y colaboración con la comunidad educativa (familias, equipos directivos y todos los profesionales que participan en la atención del alumnado). Por ello, desde el respeto a los principios de normalización e inclusión, su intervención será complementaria y subsidiaria a aquélla que puede prestarse por los recursos ordinarios del centro y, en todos los casos, debe ser formativa y potenciadora de la autonomía de los mismos, sin suplantarlos o sustituirlos.

En este sentido, el CREENA actuará como un centro que, a través de la investigación, de la búsqueda de nuevas metodologías inclusivas que ayuden al desarrollo del alumnado, el análisis de las experiencias ya implantadas en centros ordinarios y en centros de educación especial y la formación, acompañamiento y apoyo a los centros y a las familias, garantice, mediante el seguimiento de sus actuaciones, la mejor respuesta educativa a la diversidad del alumnado atendiendo a los principios de normalización e inclusión, equidad y pertenencia.

El borrador de nuevo decreto foral regula la organización y funcionamiento del CREENA, que desarrollará sus funciones en relación con todo el alumnado en centros educativos que impartan las enseñanzas de primer y segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Educación Básica de Personas Adultas, Formación Profesional y Artes Plásticas y Diseño y Centros de Educación Especial, sostenidos con fondos públicos y situados en la Comunidad Foral de Navarra.

Doble estructura

El decreto establece una doble estructura para el CREENA: en áreas y en programas y divide el centro en tres áreas funcionales: acompañamiento, innovación y gestión. El área de acompañamiento se responsabilizará principalmente del asesoramiento técnico al profesorado, especialmente en el propio centro educativo. El área de innovación se ocupará de estudiar y promover los avances en las prácticas e itinerarios en el campo de atención a la diversidad, así como conocer las necesidades de formación de la comunidad educativa y el área de gestión se responsabilizará del asesoramiento al Departamento de Educación, a demanda de este o por propia iniciativa.

Los programas, atendiendo a sus características, serán los siguientes:

  1. Programa de Transformación de Centros para la Inclusión: tendrá como objetivo la transformación general de los centros educativos. 
  2. Programa de Centros de Educación Especial y Estructuras Específicas: irá encaminado a la transformación de los centros de educación especial en centros de recursos, enriqueciendo al resto de los centros con su experiencia.
  3. Programa de Comunicación: logrará desarrollar todas las competencias comunicativas del alumnado (auditivos, trastornos de lenguaje, sistemas alternativos de comunicación).
  4. Programa de Autonomía, Accesibilidad y Empleo: tendrá como objetivo lograr autonomía, favorecer el acceso y la participación de todo el alumnado en los diferentes entornos de aprendizaje, así como favorecer la incorporación al mundo laboral.
  5. Programa de Diseño Universal de Aprendizaje: se encargará del desarrollo de respuestas educativas para todo el alumnado desde las Programaciones Curriculares de Aula.
  6. Programa de Atención Temprana: facilitará una transición inclusiva del primer ciclo de educación infantil al segundo ciclo de educación infantil. 
  7. Programa de Atención Externa: atenderá las aulas hospitalarias y al alumnado convaleciente en su domicilio, para garantizar el derecho a la educación de todo el alumnado.
     

Como órganos de gobierno del CREENA, el decreto foral establece un equipo directivo, un claustro y una comisión de coordinación. Para la provisión del puesto de trabajo del director o directora del CREENA se deberá presentar un Plan Estratégico de actuación, para cinco años, en el que se indicarán los objetivos que se quieren alcanzar en el centro con los correspondientes indicadores de logro, la temporalización para cada uno y el proceso de seguimiento y evaluación del mismo.

Centro de Recursos de Educación Especial

El Centro de Recursos de Educación Especial fue creado en 1993. La aprobación de la ley orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, conocida como LOMLOE, ha modificado aspectos sustanciales en materia de educación inclusiva. La atención a la diversidad se establece como principio fundamental que debe regir toda la enseñanza básica, con el objetivo de proporcionar a todo el alumnado una educación adecuada a sus características y necesidades, de la misma forma que la equidad debe garantizar la igualdad de oportunidades en el pleno desarrollo de la personalidad a través de la educación y la inclusión educativa.

Las modificaciones introducidas en la nueva Ley Orgánica refuerzan el papel de las familias en la elección del régimen de escolarización que consideren más inclusivo para sus hijas e hijos y marcan como objetivo que la evaluación del alumnado con necesidades especiales tienda a lograr el acceso o permanencia del alumnado en el régimen más inclusivo, consideran fundamental la dotación de los recursos personales y materiales adecuados y establecen que los referentes de evaluación de este alumnado serán los incluidos en las correspondientes adaptaciones del currículo, sin que este hecho pueda impedirles promocionar de ciclo o etapa.