(ir al contenido)
comienza contenido web

navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English


Familia de acogida

¿QUÉ NIÑOS Y NIÑAS NECESITAN ACOGIDA?

El programa se plantea para niños y niñas, en situación de desprotección, que están bajo la guarda de la Administración de la Comunidad foral de Navarra. Habitualmente estos niños y niñas han tenido que ser separados de sus padres porque se han visto en situaciones de desatención, conductas negligentes o abandono.

 

REQUISITOS DE LAS FAMILIAS

Las familias de acogida son colaboradoras y corresponsables con la Administración en la atención a los niños y niñas.

Cualquier familia, independientemente de su estructura, puede solicitar su participación en el programa,  ya sea una persona o una pareja con o sin hijos. No obstante, cualquier familia no puede acoger a cualquier niño; se requiere un proceso de selección y valoración, con el fin de que la familia reúna algunos requisitos básicos.

Se buscan familias, preferentemente residentes en Navarra, con suficiente madurez personal y estabilidad, condiciones físico-psíquicas que le permitan el cuidado de niños y niñas, capacidad para dar afecto, apoyo y estabilidad a los menores acogidos, bien estructurada, capacidad de integrar al niño en una red social más amplia, con tiempo disponible para la crianza del/la menor y aptitud para la transmisión de normas sociales y valores que sirvan a su desarrollo.

La motivación para el acogimiento debe ser la solidaridad y no las carencias afectivas o económicas de la propia familia. Las personas acogedoras deben tener claro que el objetivo no es la adopción y que las situaciones de crisis que atraviesan los padres originarios se prevén superables en un tiempo más o menos largo, por lo que en algunos casos existe posibilidad de retorno de los menores con su familia de origen.

Por ello, deben aceptar su historia personal,  facilitar las relaciones del niño/a con su familia de origen y respetar el régimen de visitas establecido.

Asimismo, las personas acogedoras deben mostrar una actitud colaboradora con el personal del sistema de protección referente en el proceso de acogimiento familiar.

Por último, es preciso entender que la selección de la familia no está relacionada con la fecha en la que se ha presentado el ofrecimiento, sino con las condiciones y disponibilidad que ofrece la persona o familia de acogida y  las necesidades y características que presenta el menor.

OBLIGACIONES Y APOYOS

El acogimiento entraña obligaciones y dificultades derivadas de las necesidades y características del/la menor, así como de las relaciones con sus padres.

Además, las familias de acogida deben seguir las pautas marcadas por la Administración en relación a las decisiones que puedan afectar al menor. Para ello, pasan un proceso de selección, realizan formación previa y durante el acogimiento y cuentan con el apoyo permanente de un equipo técnico especializado.

El programa de acogimiento familiar cuenta con los siguientes apoyos:

  • Una compensación económica mensual por los gastos del acogimiento.
  • Compensaciones económicas extraordinarias para posibles gastos de intervenciones o tratamientos no cubiertos por los servicios públicos.
  • Apoyo y seguimiento de un equipo técnico multidisciplinar.
  • Formación.
fin contenido web