(ir al contenido)

Navarra vivienda

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Renta básica de emancipación

  • Compártelo
  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Twitter
  • Google
  • Facebook


Destinatarios

Para poder seguir percibiendo la renta básica de emancipación de los jóvenes, se exigen los siguientes requisitos:

  1. Tener una edad comprendida entre los 22 y los 30 años (la renta deja de percibirse al mes siguiente de cumplir los 30 años).
  2. Figurar como titular del contrato de arrendamiento de la vivienda en la que se resida con carácter habitual y permanente. La vivienda arrendada puede ser tanto libre como protegida. No obstante, si el inquilino estuviera disfrutando de una subvención reconocida por el Gobierno de Navarra por el alquiler de la vivienda, se deberá optar entre una u otra, no siendo posible el disfrute simultáneo de ambas.
  3. Tener unos ingresos inferiores a 22.000 euros brutos anuales.
  4. Poseer la nacionalidad española o la de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea, o del Espacio Económico Europeo o, en el caso de los extranjeros no comunitarios, tener residencia legal y permanente en España.
  5. Disponer de una fuente regular de ingresos, es decir quienes estén trabajando por cuenta propia o por cuenta ajena, el personal investigador en formación y los perceptores de una prestación social pública de carácter periódico (contributivas o asistencial) que puedan acreditar una de estas opciones:
    • Una vida laboral de, al menos, 6 meses de antigüedad inmediatamente anteriores al momento de presentación de la solicitud.
    • Una duración prevista de la fuente de ingresos de, al menos, 6 meses contados desde el día de presentación de la solicitud
  6. Estar al corriente del pago del alquiler de la vivienda. Con posterioridad al pago de la renta del alquiler, el Ministerio de Vivienda ingresará la renta mensual.
  7. Estar al corriente en el cumplimiento de tus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

Personas excluidas

Las causas de exclusión, es decir, las personas que no pueden seguir disfrutando de estas ayudas:

Quienes tengan un parentesco en 1º o 2º grado de consanguinidad o afinidad con el arrendador de la vivienda (o respecto de cualquiera de los socios o partícipes, cuando el arrendador sea una persona jurídica).

Los titulares de vivienda, salvo que no se disponga del uso ni disfrute de la misma o que su valor determinado de acuerdo con la normativa del impuesto de transmisiones patrimoniales no exceda del 60% del precio máximo de una vivienda de régimen general en el mismo momento de la solicitud de la ayuda y situada en la misma localidad que la vivienda de la que se es titular.

Los titulares de bienes y derechos con un valor, calculado según el Impuesto sobre el Patrimonio, superior a 110.000 euros.


Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web