(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
Exposicion temporal 2016

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

 

Miradas al pasado. La fotografía de recreación histórica y las guerras carlistas

Vista general de la exposición

Uno de los períodos más convulsos y a la vez más definidores del carlismo es el correspondiente a las guerras civiles del siglo XIX, conflictos fratricidas que, lejos de ser olvidados, permanecieron durante décadas en el imaginario colectivo y que constituyen a día de hoy un importante referente de la historia contemporánea de España.

No es extraño por ello que las guerras carlistas hayan llamado la atención del mundo del recreacionismo histórico, en auge desde la década de 1980, y que paralelamente a ello diferentes fotógrafos se hayan interesado por dejar constancia gráfica de este hecho, emulando a aquellos pioneros de la fotografía y del reporterismo gráfico de guerra en conflictos como la Guerra de Crimea (1853-1856) o la Guerra de Secesión Americana (1861-1865).

Miradas al pasado. La fotografía de recreación histórica y las guerras carlistas propone al visitante una aproximación al fenómeno del recreacionismo histórico a través del objetivo de cuatro fotógrafos que, desde hace años, vienen interesándose por este tipo de actividades desde diferentes puntos de vista y a través de procedimientos técnicos diversos. Se trata así de mostrar cuatro ejemplos de recreación del pasado y de perpetuación del presente, hechos que en sí mismos acaban formando parte de la propia historia del carlismo. Asimismo, se propone una reflexión sobre el interés que suscita a día de hoy un movimiento social y político que cuenta con casi dos siglos de vida.

CATÁLOGO



Vista general de la exposición

FOTÓGRAFOS

JABI SOTO MADRAZO (EQUIPO 108)

Equipo 108 de Fotografía de Recreación Histórica surgió en el año 2013 en los territorios limítrofes entre el arte y la historia. Por esa época, Jabi Soto Madrazo, (Vitoria-Gasteiz, 1976), fotógrafo licenciado en Historia del Arte, conservador de fotografía con amplia experiencia en el tratamiento archivístico de fotografía patrimonial e investigador en el campo de los procedimientos fotográficos primitivos, se encontraba trabajando junto a Elena Meno Álvarez, (Vitoria-Gasteiz, 1971), conservadora de bienes culturales, artista con trabajos basados en la acción, el lenguaje y el simbolismo, además de experimentada gestora especializada en proyectos educativos de acción cultural.

Explorando posibles vías de puesta en valor artístico-documental del procedimiento fotográfico decimonónico denominado al colodión húmedo, confluyeron con Gorka Martínez Fuentes, (Vitoria-Gasteiz 1978), Doctor en Historia especializado en Historia contemporánea Vasca, asesor en diferentes proyectos audiovisuales como el producido para su emisión en EITB “La Batalla de Vitoria” (2013) o las exposiciones “Miguel Ricardo de Álava y Esquivel, General Álava 1772-1843” (2013) y “Miñones” (2015).

En busca de un encaje histórico adecuado, recurrieron a su entorno más cercano para comenzar a tratar el tema de la “Batalla de Treviño” (1875), en cuyo escenario más representativo, la ermita de San Formerio (Pangua, Burgos), realizaron las primeras imágenes, y el primer contacto serio con la fotografía de recreación histórica y el carlismo.

Posteriormente participaron en la representación de la “Batalla de Andoain” en 2015, donde conocieron a José María Tuduri, cuya experiencia y conocimientos han sido fundamentales para llevar a cabo las fotografías que presentan en esta exposición.

JOSÉ MARÍA TUDURI ESNAL

José María Tuduri Esnal (1949, Tolosa) es uno de los pioneros de la fotografía de recreación de las guerras carlistas y una de las personas que más ha contribuido a la creación y revitalización de la actividad recreacionista en el País Vasco y Navarra, en su faceta investigadora y divulgativa.

Titulado en Publicidad en Madrid en 1971, completó su formación en la Universidad de París VIII, licenciándose en Cine y Audiovisuales (1982). En esta universidad llevó a cabo una investigación sobre Historia de la Fotografía en el País Vasco, en la que hizo especial énfasis en la fotografía de la última guerra carlista (1872-1876) y en la que recopiló un importante conjunto de fotografías que conforman un imaginario que más tarde trasladaría al cine, con la producción de varias películas documentales y de ficción ambientadas en esa época, como Crónica de la guerra carlista, (1988) y Santa Cruz el cura guerrillero (1990), en las que describe con precisión una época caracterizada por su particular turbulencia social y política.

Las primeras fotografías de temática carlista que elaboró Tuduri datan de 1976, y fueron realizadas en Gaztelu (Gipuzkoa), lugar en el que tenía alquilado el caserío “Martintxo” el cual, junto con los alrededores de la localidad y los exteriores de Bidania, también en Gipuzkoa, se convertirían en el marco de casi todas sus fotografías de recreación.

Entre 1978 y 1980 realizó la mayor parte de las fotografías de esta temática, con destino al audiovisual Los carlistas 1872-1876, integrado por 420 diapositivas. Esta labor se finalizó en 1982, con un tímido acercamiento al ejército liberal. El audiovisual se proyectó en 1984 en San Sebastián, en el Palacio de la Diputación de Gipuzkoa y en la sala de exposiciones de la Caja de Ahorros Municipal, y en Tolosa, acompañado de una exposición de reproducciones de 312 fotografías de originales recopiladas en su trabajo de investigación. Las fotografías tomadas para este audiovisual estuvieron inspiradas en las fotografías de la Guerra de Secesión Americana, especialmente en las realizadas por Gardner y Brady. Además se expusieron 200 grabados originales sobre la primera guerra carlista, cedidos para la ocasión por el Museo de San Telmo (San Sebastián).


VALENTÍN GÓMEZ "VALISCHKA"

Valentín Gómez, “Valischka” (1952, Dnipropetrovsk, Ucrania) comenzó su andadura en la fotografía de recreación en 2011. Con una capacidad mimética difícilmente igualable, sus fotografías transmiten el fervor y la intensidad de aquellos eventos evocadores a los que acude.

“Valischka” lleva años vinculado a los actos recreacionistas en torno al carlismo. Esta labor ha posibilitado que el autor haya confeccionado un álbum repleto de tipos y situaciones en el que el aficionado avezado puede leer entre líneas las referencias a fotógrafos de relevancia histórica como el rumano Carol Szathmari (1812-1887), quien en 1854 equipó un carromato con material fotográfico y viajó a la frontera del Danubio con la intención de documentar los enfrentamientos entre los ejércitos ruso y turco, durante la guerra de Crimea.

JORDI BRU

Jorge Moreno (Pamplona, 1967) es profesional de la fotografía desde principios de la década de 1990 cuando, entre otros trabajos, cubrió el conflicto de Bosnia como reportero gráfico. Es colaborador habitual de diferentes revistas y trabaja en agencias de comunicación y publicidad. Asimismo, desde 2014 realiza reportajes fotográficos en recreaciones históricas y composiciones bajo el seudónimo de Jordi Bru.

La realización de la obra fotográfica de Jorge Moreno, Jordi Bru (Pamplona, 1967), implica un exhaustivo trabajo de documentación previo, tanto a través de la bibliografía existente como en consultas directas a los museos militares.

Para su elaboración es necesario desplazarse a los diferentes eventos de recreación histórica que se realizan en diferentes partes de Europa, con el fin de capturar las instantáneas necesarias para cada composición. Una vez recopilados todos los materiales fotográficos, de campo y estudio, Jordi Bru aborda la tarea de composición de la pieza final mediante el retoque digital.

Como resultado obtiene una representación artística de las escenas más celebres de nuestra historia bélica. Todas las fotografías que componen la imagen final (paisajes, personajes, armamento, detalles de vestuario) han sido tomadas por el autor.

“Valischka” hace uso de una cámara Canon 7D, casi siempre equipada con un objetivo 70/200 que le permite mantenerse a cierta distancia de los recreadores, sin interferir, pasando así desapercibido y pudiendo captar mejor las expresiones de los rostros y la acción.

Sin concesiones a la posproducción, el mérito de “Valischka” radica en estar en el lugar apropiado y sacar partido del realismo que exhalan las cada vez mejor organizadas recreaciones.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web