(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
José María Jimeno Jurío, Medalla de Oro de Navarra

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook


 

Jimeno Jurío, fallecido en el año 2002, además de historiador, fue bibliotecario en la Biblioteca de San Pedro desde 1970 hasta 1983. La actual Biblioteca de Pamplona San Pedro cuenta con un fondo singular dedicado a temas históricos y etnográficos locales recopilados por este historiador, en una sala especial que lleva su nombre.

 

22 de octubre 2015.

 

 

Jimeno Jurío

José María Jimeno Jurío. (Foto de archivo)

El Gobierno de Navarra ha concedido la Medalla de Oro de Navarra, a título póstumo, a José María Jimeno Jurío (Artajona 1927- Pamplona 2002) por su aportación a la cultura de Navarra a través de sus trabajos históricos, etnográficos y toponímicos.

Según se indica en el decreto de concesión de la Medalla, Jimeno Jurío fue un “intelectual atípico e irrepetible”, del que destaca su prolífica producción científica no sólo en los ámbitos ya citados, sino también en el campo de la lengua y el folclore. Por esta labor recibió, a lo largo de su carrera, numerosos reconocimientos populares, culturales y académicos.

Jimeno Jurío, además de historiador, fue bibliotecario en la Biblioteca de San Pedro desde 1970 hasta 1983. La actual Biblioteca de Pamplona San Pedro cuenta con un fondo singular dedicado a temas históricos y etnográficos locales en una sala especial que lleva su nombre.

La Medalla de Oro de Navarra fue instituida por el Gobierno de Navarra en 1982 y constituye la condecoración más importante que se otorga a personas o entidades que destacan en la defensa, promoción y fomento de los valores característicos de Navarra. El galardón será entregado a los familiares del historiador el próximo 3 de diciembre, en el marco de los actos organizados para celebrar el Día de la Comunidad Foral.

Principales aportaciones

José María Jimeno Jurío estuvo profundamente influenciado por el antropólogo José Miguel de Barandiarán, Medalla de Oro de Navarra en 1989, influencia que le llevó a la investigación etnográfica y folclórica a finales de los años 70. Posteriormente, en los años 80 y 90, dirigió al grupo multidisciplinar que desarrolló el trabajo de recopilación de la toponimia de Navarra. Esta monumental obra de 60 tomos, que recibió el apoyo del Gobierno de Navarra, se ha convertido en herramienta de trabajo para historiadores, lingüistas, antropólogos, geógrafos, biólogos, arqueólogos, edafólogos y otros investigadores de diversas disciplinas.

En su faceta de historiador, Jimeno Jurío realizó una valiosa y novedosa tarea de recogida de datos y testimonios relacionados con la represión franquista, un material que luego ha servido de base a los principales trabajos de memoria histórica realizados en Navarra.

Asimismo es justo reconocer sus aportaciones al desarrollo de la historia local entendida como la memoria económica, política, social, lingüística y cultural de un municipio. En este sentido, Jimeno Jurío dejó su huella en innumerables poblaciones navarras.

José María Jimeno Jurío fue además un gran historiador del euskera, especialmente de su presencia en aquellos lugares de Navarra donde se dejó de hablar, y contribuyó con importantes aportaciones en este terreno.

Biografía de Jimeno Jurío

José María Jimeno Jurío nació en Artajona (Navarra) el 13 de mayo de 1927 y falleció en Pamplona el 3 de octubre de 2002.

En una primera etapa de su vida ingresó en el seminario de Pamplona y se dedicó a la enseñanza en el Instituto de Enseñanza Media y Profesional de Alsasua. En los años setenta, abandonó el sacerdocio y se centró en la producción científica que, en esa década y en la siguiente, fue especialmente fructífera en temas históricos, etnográficos y folclóricos. En aquellos años escribiría algunas de sus obras clásicas.

Muchas de sus investigaciones se publicaron en las revistas “El Miliario”, “Príncipe de Viana”, “Fontes Linguae Vasconum”, “Cuadernos de etnología y etnografía de Navarra” y otras. También difundió más de 40 diversos trabajos divulgativos sobre la historia, folclore y geografía de Navarra en la colección "Navarra. Temas de Cultura Popular".

En estos años destaca su investigación histórica sobre la batalla de Roncesvalles (“¿Dónde fue la batalla de Roncesvalles?”. Institución Príncipe de Viana, 1974) en la que concluye que el enfrentamiento tuvo lugar en la fosa meridional de Valcarlos y no en el camino alto entre Roncesvalles y San Juan de Pie de Puerto como se pensaba.

Ese mismo año publica su “Historia de Pamplona. Síntesis de una evolución” y, a partir de aquí, su interés se vuelca hacia temas más políticos. En 1977 aparece “Navarra jamás dijo no al Estatuto”, obra en la que sostiene que en 1932 no se respetó la voluntad de la mayoría de los ayuntamientos navarros partidarios del Estatuto Vasco cuadriprovincial. Su labor en este campo continuó con investigaciones relacionadas con los acontecimientos de 1936 en Navarra y las reivindicaciones autonómicas entre 1917-1919, trabajos que publicó en la revista Punto y Hora. En 1980, editó “Historia de Navarra. Desde los orígenes hasta nuestros días”.

Fue miembro de la Sociedad de Estudios Vascos (SEV), entidad de la que fue vicepresidente en 1984. La Academia de la Lengua Vasca le nombró académico de honor en 1991 en reconocimiento a las aportaciones realizadas al euskera con sus trabajos toponomásticos. En 1997, la fundación Sabino Arana le concedió el premio "Trayectoria de toda una vida", y en 1998 recibió el Premio Manuel Lekuona otorgado por la Sociedad de Estudios Vascos.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web