Pamplona, 22-27 febrero 

Proyecciones especiales: Goodbye, America

24 de febrero, 16,30 h. Civican
Elías Querejeta: Goodbye, America


Proyecciones especiales

GOODBYE, AMERICA

Sergio Oksman
España, 2006. 80’

 ¿Recuerda al abuelo cascarrabias de la Familia Munster? De la estirpe de Drácula, el personaje dormía en un ataúd, poseía toda la memoria del mundo, y de vez en cuando proyectaba las peliculitas domésticas que había rodado cuando Colón descubrió América o Atila surcaba a sus anchas.

Al Lewis, el actor que daba vida a Grandpa, sigue ganándose la vida como vampiro y a sus más de noventa años posee también toda la memoria del siglo XX. Apenas unos meses antes de morir, el personaje y el actor se miran a lo ojos y hablan.

Con la presencia de Elías Querejeta, coguionista y productor, y Sergio Oksman, director.

 ELÍAS QUEREJETA

Sobran las explicaciones. Lo que no se haya dicho a estas alturas sobre Elías Querejeta es porque es falso. Porque es mentira. O porque es irrelevante. Ahí están las hemerotecas y filmotecas para quien quiera entender por qué el nombre de Elías Querejeta es imprescindible para entender la historia reciente del cine español.

En lo que a Punto de Vista nos concierne, es uno de los pocos que apostó, hace mucho, por el cine documental, sin diferenciarlo del cine de ficción. Cine. Y nada más.

Goodbye, América (Sergio Oksman, 2006), una de sus últimas producciones, demuestra muy bien esa idea única del cine que tiene Elías Querejeta: un personaje de ficción, el abuelo de la Familia Monster, y el actor que le interpretaba, protagonizan una película en la que ficción y documental conviven, pero no como en uno de esos juegos posmodernos tan de moda, sino en un interesante juego de espejos que reflejan la historia de un siglo convulso y de un personaje convulso: no el abuelo, sino su intérprete, célebre activista anti-sistema.