Pamplona, 22-27 febrero 

Otras secciones: Retrospectivas

Desde su primera edición, Punto de Vista quiso asumir la que constituye una de las responsabilidades principales de los festivales de cine: cumplir con una función didáctica para el gran público y rescatar del olvido la memoria del cine. Retrospectivas fue la sección que aceptó el reto.

Edición tras edición, Punto de Vista da a conocer los clásicos, hace reaccesibles filmografías en construcción o airea el trabajo de escuelas, corrientes y cinematografías desconocidas. Las retrospectivas constituyen de esta manera el epicentro del festival y marcan su tono, su ambición y su espíritu.

Estos ciclos pueden girar en torno a un autor o alrededor de un país o corriente. En la edición de 2005, por ejemplo, fue el director y fotógrafo francés Raymond Depardon el protagonista. Un año más tarde lo fue Japón. La retrospectiva El Cine de los mil años recuperó obras clásicas de los últimos 60 años del documental japonés.

Otros ciclos pueden organizarse en torno a un denominador común ya sea éste un tema, un aniversario, una efeméride o un hecho histórico. Son los llamados ciclos transversales que pretenden ofrecer una lectura cruzada de la historia del documental. El cine-ensayo fue el motivo escogido para la sección de 2007. Bajo el título La forma que piensa, este ciclo constituyó la primera retrospectiva sobre el film-ensayo contemporáneo realizado en España, y una de las primeras en Europa.

Por último, también tienen cabida los ciclos personales, aquéllos en los que una persona de renombre, próxima o no al mundo del cine, selecciona una serie de películas que admira, dejando al descubierto de esta forma, a través de imágenes en movimiento, su propia personalidad.