(ir al contenido)

Ordenación del Territorio
y Urbanismo

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
Ordenación del Territorio y Urbanismo

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook

enlaces relacionados

Urbanización Sarriguren (julio 2002).

El territorio es fiel reflejo de las políticas, cultura y actuaciones de la sociedad que incide sobre él. Ordenar el territorio significa distribuir racionalmente los asentamientos y actividades en el espacio, de forma que se consiga mejorar las condiciones de bienestar del conjunto de la sociedad.

La Carta Europea (1983) define la OT como una disciplina científica, una técnica administrativa y una política. Como otras políticas públicas, la OT persigue mejorar la calidad de vida y defender el bien global por encima de los intereses particulares. Entre sus objetivos primordiales se encuentran el de potenciar el desarrollo social y económico equilibrado entre las regiones y un uso racional del territorio y sus recursos naturales.

La Ordenación del Territorio es un proceso de reflexión multidisciplinar, largo y complejo, cuyo resultado final debe ser una adecuada organización física del espacio.

El resultado de la reflexión sobre el territorio y su ordenación se concreta en documentos escritos y planes. A través de ellos se establecen las directrices, orientaciones o normas que guían o determinan las actuaciones que están permitidas o prohibidas en los diferentes lugares, y las condiciones de las mismas. La autoridad competente para la elaboración y aprobación de los diferentes instrumentos de OT es la Administración Pública.

La ordenación territorial tiene diferentes escalas de actuación, desde la más genérica que abarca el territorio autonómico completo, hasta la más detallada que afecta al municipio. Habitualmente, dentro de la Ordenación del Territorio se establece una diferenciación en función de la escala y la autoridad competente en la ordenación. Se suele denominar Ordenación del Territorio al ordenamiento de ámbitos espaciales amplios, desde regional a supramunicipal, y Urbanismo al que se encarga del ordenamiento municipal. En el primer caso, la autoridad competente es el Gobierno autonómico y en el segundo, el Ayuntamiento.


Urbanización Sarriguren (junio 2007).

En su acepción tradicional, el Urbanismo se entendía como el arte de construir o acondicionar las ciudades para satisfacer las necesidades de orden ideal, económico, social, estético, higiénico, sanitario, etc. A partir del siglo XX, su concepción ha incorporado aspectos que muestran su fuerte interrelación con su entorno local inmediato y territorial.

En definitiva, la Ordenación del Territorio y el Urbanismo consisten en organizar nuestro entorno de forma que todos vivamos mejor. Ese “vivir mejor” es cambiante en el tiempo y con las necesidades de los ciudadanos. Hoy día el territorio es entendido como un conjunto compuesto por sociedad, economía y medio ambiente que deben progresar armónicamente, de forma que la Ordenación del Territorio y el Urbanismo no solo deben procurar el acceso adecuado a los servicios (educativos, sanitarios, culturales, naturales, transporte…), sino que, además, deben lograr un territorio competitivo económicamente, atractivo para la vida cotidiana, equilibrado en el reparto de servicios y oportunidades de desarrollo, etc.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web