(ir al contenido)

Ordenación del Territorio
y Urbanismo

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
Instrumentos de Estrategia Territorial

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook

Modelo de desarrollo territorial

El modelo territorial define de modo sintético la Navarra hacia la que queremos avanzar.  

La ETN apuesta por un área urbana central más amplia que la actual y que integra los núcleos de población intermedios, situados a 30-40 km de Pamplona. Es lo que se denomina Área Polinuclear Central. Contempla, a su vez, un espacio económico a lo largo del Eje del Ebro con Tudela como centro principal. En el Norte, propone desarrollar la vocación atlántica de las áreas más próximas al Cantábrico, con el fin de entrar a formar parte del Arco Atlántico y aprovechar las oportunidades que este ofrece.

Finalmente, incide en la dinamización inteligente y sostenible del espacio pirenaico y otros ámbitos rurales y naturales.

subir

Estrategias, directrices y medidas

La ETN propone 3 grandes estrategias:

1.Lograr un territorio competitivo a nivel europeo y cohesionado.
2.Conseguir que el territorio esté bien comunicado y conectado entre sí mediante los diferentes sistemas de comunicaciones.
3.Alcanzar un nivel de cultura y de calidad altos para todo el territorio navarro.
Para lograr estos objetivos, cada una de las estrategias se compone de opciones estratégicas o reglas orientadas a su consecución:

La primera estrategia tiene 4 opciones estratégicas de tipo económico (incrementar la empresarialidad, desarrollar sectores de alta tecnología, convertir Navarra en una región innovadora…); 4 geográficas (impulsar el eje del Ebro, aprovechar la vocación Atlántica de área Norte…); 4 sociológicas (favorecer el acceso a los servicios públicos, favorecer la integración de la población inmigrante…).

La segunda estrategia se compone de 2 opciones estratégicas (impulsar Pamplona como lugar de entrada y salida a la Comunidad e impulsar la Sociedad de la Información).  

La tercera estrategia tiene 4 opciones estratégicas (impulsar la ciudad como motor de desarrollo rural, reforzar la sostenibilidad ambiental de Navarra…).

Cada una de estas opciones estratégicas se compone a su vez de una serie de directrices o disposiciones para conseguir alcanzarlas. Así, para lograr la opción estratégica de desarrollar sectores de alta tecnología, algunas de las directrices son: atraer empresas de reconocido nivel tecnológico o potenciar las universidades y los centros de investigación.

Finalmente, la forma de valorar en el tiempo la evolución y el grado de consecución de estas tres grandes estrategias es emplear indicadores. La ETN propone dos conjuntos de indicadores: los indicadores de situación, que describen la situación de Navarra en un momento dado y en relación con los objetivos de la Estrategia Territorial Europea; y los indicadores de seguimiento, que describen la situación de Navarra respecto a los objetivos establecidos en su propia estrategia y permiten conocer su evolución en el tiempo.

subir

Continuidad de la ETN

La ETN fue aprobada por el Parlamento de Navarra el 21 de junio de 2005. Puesto que tiene un horizonte temporal aproximado de 25 años, es imprescindible establecer un sistema de seguimiento, coordinación y evaluación que garantice el cumplimiento de los objetivos y que permita readaptar las propuestas a los nuevos acontecimientos. Con este fin se crea el Observatorio Territorial de Navarra.

Cada dos años, el Gobierno de Navarra deberá remitir al Consejo Social de Política Territorial y al Parlamento, una memoria sobre su aplicación y sobre el grado de cumplimiento de sus previsiones. Transcurridos cuatro años desde su aprobación, el Departamento de Vivienda y Ordenación del Territorio elaborará un informe sobre su vigencia y propondrá, en caso de considerarlo necesario, su revisión.

subir

Estrategia Territorial Europea

La Estrategia Territorial Europea fue aprobada en la reunión de ministros de Potsdam, en mayo de 1999.

La ETE surge de la necesidad de establecer a nivel europeo unas directrices para las acciones/actuaciones que favorezcan un desarrollo regional equilibrado, sostenible y duradero. Pretende ser un marco de orientación para las políticas sectoriales con impacto territorial y un documento de referencia para el fomento de la colaboración e integración de actuaciones.

Los objetivos de la ETE son:

•La cohesión económica y social: Pretende crear un espacio sin fronteras interiores y la promoción de un progreso económico y social sostenible, así como la reducción de las diferencias entre los niveles de desarrollo de las diversas regiones. No simplemente ayudando con fondos públicos, sino favoreciendo el desarrollo para alcanzar unos niveles de calidad de vida razonables.
•El desarrollo sostenible: Implica no sólo un crecimiento económico que respete el medio ambiente, sino además una ordenación territorial equilibrada. El desarrollo sostenible, como proceso de cambio económico y social que utiliza los recursos en beneficio de la humanidad hoy y en el futuro, es considerado como línea maestra de la ETE.
•La competitividad equilibrada del territorio europeo: Pretende mejorar el equilibrio entre la competitividad y la cooperación entre los diferentes territorios mediante el fomento de la colaboración entre:


•Entidades territoriales.
•Políticas sectoriales que tengan impacto territorial.
•Diferentes niveles gubernativos (nacional, regional, local).
En tanto que la ETE es un documento de carácter orientativo, propone una serie de recomendaciones genéricas que pueden agruparse en tres niveles, cada uno de ellos con varias opciones:

•Hacia un sistema de ciudades más equilibrado y policéntrico y una nueva relación campo-ciudad.
•Acceso equivalente a las infraestructuras y al conocimiento.
•Gestión prudente del patrimonio natural y cultural.
La ETE deja en manos de los agentes públicos y privados la aplicación de medidas concretas de acuerdo con la cultura y características de los distintos territorios.

La ETE establece dos criterios básicos para su aplicación:

•De forma integrada: Las políticas sectoriales deben enmarcarse en una estrategia común.
•Mediante cooperación de los agentes implicados: Establece dos vías de cooperación: horizontal, es decir entre las diferentes autoridades competentes en las políticas sectoriales y las de ordenación del territorio; y vertical, entre las diferentes escalas (comunitaria, nacional, regional, local).
La ETE es un primer intento de introducir criterios adicionales a los económicos para hacer avanzar el desarrollo y la calidad de vida de los ciudadanos de la UE.

subir

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web