(ir al contenido)

Policía Foral
de Navarra

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
Historia

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo
Promoción de 1929

Promoción de 1929

La Policía Foral es una institución relativamente moderna que nace en 1928 con el nombre de Cuerpo de Policía de Carreteras, con funciones relacionadas principalmente con el tráfico. Hoy es un instituto armado de carácter civil, organizado jerárquicamente y con funciones integrales de seguridad. La Policía Foral constituye una referencia de seguridad para el ciudadano y presta un servicio querido y respetado que ocupa el primer puesto en la valoración de las instituciones por parte de la sociedad, según la encuesta   que realiza el Parlamento de Navarra, conocida como "Navarrómetro".

Para ello se ha emprendido un despliegue progresivo a través de siete comisarías, con especial incidencia en la atención al ciudadano y orientado fundamentalmente hacia la prevención en materia de seguridad.

Antecedentes y comienzos

Los orígenes de la Policía Foral se remontan a 1928, cuando la Diputación Foral de Navarra crea el Cuerpo de Policías de Carretera, con objeto de "atender a la policía de las carreteras, vigilar la circulación e inspeccionar los impuestos provinciales –especialmente el de Patentes– dentro de las mismas".  En sus inicios se trataba de un Cuerpo adscrito a la Dirección de Caminos que en 1935 se unió al de Recaudadores de Arbitrios, si bien siempre funcionaron como dos secciones independientes a pesar de compartir jefatura y reglamento.

La historia de la Policía Foral está ligada a los avatares del gobierno navarro por conservar prerrogativas que le corresponden por su régimen foral.

Reorganización de la Policía Foral

En acuerdo de 11 de enero de 1963, al tiempo que la Diputación aprobaba los criterios de coordinación establecidos entre su Dirección de Caminos y la Jefatura de Tráfico, se encomendó a la citada Dirección la elaboración de un proyecto de reorganización del Cuerpo de Policía de Carreteras, aprobado el 4 de diciembre de 1964 y publicado en el Boletín Oficial de Navarra el 24 de febrero de 1965.

Las principales novedades de este acuerdo fueron:

  1. Se cambia la denominación del Cuerpo, que pasa a llamarse Policía Foral de Navarra.
  2. Deja de estar integrado en la Dirección de Caminos, para depender directamente del Vicepresidente y se elimina cualquier relación con los recaudadores de arbitrios.
  3. Amplía sus funciones:
    • Ordenación del tráfico y transporte en colaboración con las fuerzas de la Guardia Civil.
    • Asegurar el cumplimiento de todas las disposiciones jurisdiccionales de la Diputación.
    • Labores de policía administrativa y de cooperación con las autoridades locales y otras fuerzas de seguridad.
    • Auxilio y ayuda a la población en situaciones de peligro o emergencia.

Desde Ley Orgánica de Amejoramiento y Reintegración Foral de Navarra (1982) hasta hoy

Con el cambio de régimen político, la aprobación de la Constitución Española de 1978 y la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra en 1982 y la llegada de los estatutos de autonomía, la Policía Foral continuó con el desarrollo de las funciones que ostentaba.

En 1979, agentes de la Policía Foral comienzan a custodiar los edificios oficiales de la Diputación y en 1980 se empieza a dar protección personal a distintas autoridades. En 1986, con la asunción de la competencia en esta materia, la  Policía Foral comienza a controlar los aspectos relacionados con el juego y actividades recreativas  y espectáculos públicos, con especial atención a los taurinos.

A partir del mes de junio de 1987 comienza a ampliarse regularmente la plantilla de la Policía Foral (pasa de 86 a 133 miembros). Es reseñable que es en esa promoción de 47 nuevos agentes, ingresan en la Policía Foral las dos primeras mujeres. A su vez, los cursos de formación son mas exigentes y completos, sobre todo a raíz de la creación de la Escuela de Seguridad de Navarra, en el municipio de Beriáin.

Ese mismo año, Policía Foral cambia su imagen externa: sus uniformes grises son sustituidos por unos más modernos y funcionales en los que predomina el color rojo representativo de la bandera de Navarra. De igual forma, se mejoran los medios materiales (vehículos, motocicletas…) y se identifican con los nuevos distintivos rojos.

En 1990 se crea la Brigada de Medio Ambiente para velar por la protección de los espacios y recursos naturales e inspeccionar el cumplimiento de las disposiciones relacionadas con el medio ambiente.

En 1997, la Policía Foral comienza a realizar funciones de policía judicial y a investigar hechos delictivos producidos en la Comunidad Foral.

En 1998, con la creación del Centro de Mando y Coordinación (CMC), Policía Foral gestiona sus propios recursos humanos y materiales ante las demandas de diferentes servicios. Para ello, permanece en permanente contacto y coordinación con las sala de de coordinación de emergencias de "SOS Navarra", conocido como el 112.

En enero de 2001, comienza su andadura la Brigada Central de Intervención (BCI) con labores de seguridad ciudadana para acabar desarrollando funciones orientadas a vigilar los espacios públicos, proteger y ordenar las manifestaciones y mantener el orden en grandes concentraciones.

A comienzos del año 2005 se crea el Grupo de intervenciones especiales (G.I.E.), compuesto por 6 miembros, para llevar a cabo labores policiales de especial riesgo.

El despliegue territorial de la Policía Foral se inicia en el año 2002 con la apertura de la comisaría de Tudela, y se completa en 2006 con la creación de las comisarías de Alsasua, Elizondo, Estella, Pamplona, Sangüesa y Tafalla.

Actualmente tras la incorporación de la XX en diciembre de 2010, la plantilla de Policía Foral está integrada por 1084 agentes, y está previsto que alcance los 1.200 policías en los próximos años.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web