(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Qué es y sus causas

El asma es una enfermedad respiratoria crónica, en la que, ante determinados estímulos, los bronquios o conductos por los que pasa el aire reaccionan de una manera exagerada produciendo inflamación, obstrucción y estrechamiento en su interior, lo que dificulta la entrada y salida del aire. Esta obstrucción en ocasiones se pasa espontáneamente, pero en general se necesita utilizar algún medicamento para disminuir la inflamación.

Los principales síntomas son:

  • "Ahogo" o dificultad para respirar, conocida como "disnea"
  • Episodios de tos seca y persistente, sobre todo nocturna
  • Ruidos al respirar, "pitidos", denominados "sibilancias"
  • Opresión o sensación de tirantez en el pecho
  • Síntomas nasales como picor, estornudos, sensación de taponamiento nasal, etc.

Las causas o factores que más contribuyen para que aparezca esta enfermedad son:

  • Asma u otras enfermedades alérgicas en la familia. La mitad de las personas con asma tienen familiares que también la han padecido.
  • Alergia a ácaros (pequeños insectos que viven en el polvo doméstico, en especial en ambientes húmedos), pólenes (de gramíneas, árboles, malezas, etc.), animales (perro, gato, hamster, caballo, etc.), hongos transportados en el aire, etc.
  • Exposición a productos nocivos: tabaco, contaminantes ambientales (partículas de combustión, diesel), etc.
  • Sensibilización a sustancias que producen alergia en ámbitos laborales (panadería, peluquería, ganadería, pinturas con pistola, industria química, etc.).

Además de todo lo anterior, hay otros factores desencadenantes que pueden favorecer la aparición de síntomas en personas predispuestas:

  • Infecciones respiratorias: resfriado, gripe, sinusitis, bronquitis.
  • Factores relacionados con el clima: frío, grado de humedad, nieve.
  • Actividad física intensa.
  • Inhalación de vapores de cocinado de algunos alimentos, en especial mariscos y pescados.
  • Situaciones de estrés o emociones intensas.
  • Fármacos: aspirina, antiinflamatorios, betabloqueantes (tratamiento hipertensión, colirios…), etc.

  

Para pensar



Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web