(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

La medicación

Para tener buen control de la enfermedad, hay que ser constante y tomar la medicación aunque no se tenga ninguna molestia.

 

Es importante diferenciar:

1. Medicamentos de "alivio o rescate": son los broncodilatadores de acción corta, relajan y abren los bronquios en pocos minutos. Se utilizan para el alivio rápido de los síntomas y, siempre es el primer fármaco que debe utilizarse si se empeora.

2. Medicamentos de "control": son los que constituyen el tratamiento de fondo del asma y hay que tomarlos de forma continuada.

  • Corticoides inhalados: son el tratamiento más importante y eficaz para controlar el asma porque actúan sobre la inflamación bronquial. No hay que dejar de utilizarlos mientras no lo indique el médico. Son seguros y con pocos efectos secundarios, el más frecuente es la infección por hongos en la boca y para evitarlo hay que cepillar los dientes, la lengua y enjuagarse bien la boca.
    En algunos pacientes, que no responden al tratamiento inhalado pueden indicarse, durante algún tiempo, corticoides por vía oral.
  • Antileucotrienos: se toman por boca y son medicamentos que se utilizan con frecuencia en algunos tipos concretos de asma, bien solos o combinados con corticoides.
  • Broncodilatadores de acción larga: si es necesario utilizarlos, debe hacerse asociados a los corticoides inhalados, nunca administrarlos solos.

En el asma alérgica, puede utilizarse como tratamiento vacunas para la alergia. Se administran habitualmente mediante inyecciones, aunque ya se han empezado a utilizar en gotas y pastillas. El médico alergólogo le indicará si es necesaria, cómo, dónde y la duración del tratamiento.

    

Para pensar



Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web