(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Beber lo normal puede ser demasiado

 

Ponerse límites es importante. Si decides tomarlo, siempre con moderación. Reducir su consumo o evitarlo aporta beneficios para la salud.

 

Justificación de la campaña

El consumo de alcohol es problema de salud pública. Es una sustancia psicoactiva, una droga, con gran arraigo social, forma parte de nuestra vida social y cultural y en general se observa una excesiva permisividad en el consumo incluso abusivo de bebidas alcohólicas. Pero al mismo tiempo se rechaza todo lo que suena a alcoholismo así como las conductas que se asocian con su consumo (agresiones, conducción temeraria, etc.) Es la sustancia psicoactiva que más se consume y que más daños genera a nivel social y personal.

El uso y abuso de drogas, y por ende del alcohol, dependen en parte de la percepción individual de los riesgos y beneficios asociados a su consumo, y ésta a su vez está muy relacionada con la percepción social de los mismos.

En una sociedad donde el consumo del alcohol está tan normalizado, la percepción del riesgo se reduce significativamente frente al resto de sustancias, provocando que aumente tanto el número de personas que consumen como la cantidad consumida. Se bebe para socializar, celebrar, por placer sin pensar que un consumo excesivo o intensivo puede provocar situaciones no deseadas (accidentes, agresiones, lesiones,…)

Una imagen social tolerante y una publicidad engañosa han contribuido a minimizar sus efectos negativos y normalizar su consumo. La actitud permisiva de la población adulta hacia el consumo se ha ido configurando sobre la costumbre, el rito o la cotidianidad de las relaciones sociales, asumiéndola con normalidad.

 

              

Objetivos

  1. Reducir la tolerancia social en relación con el consumo excesivo de alcohol.
     
  2. Aportar información que provoque el debate social en torno al consumo de alcohol, el papel de la familia y la tolerancia al consumo excesivo.
       
  3. Sensibilizar a la población adulta navarra sobre las consecuencias del consumo excesivo de alcohol.
       
  4. Proporcionar conocimiento que permita reflexionar sobre falsas creencias: no todo el mundo bebe, lo normal no siempre es lo recomendado, en celebraciones y reuniones familiares no siempre se bebe alcohol, etc.
       
  5. Animar a tomar iniciativas para controlar el consumo de alcohol y mejorar la salud, así como para que se trabaje por un entorno saludable y responsable para uno mismo y sus hijos e hijas. Las personas podemos hacer cosas para mejorar nuestra salud. La sociedad también.
       
  6. Implicar a los diversos agentes sociales en la protección del menor y la promoción de la salud como valores sociales fundamentales.

 

Población diana

La campaña está destina a la población adulta, 18 y más años.

 

Materiales de la campaña (descargas) 

      Folletos                                                 Carteles                                              Cuña de radio 

              

 


Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web