(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Paisaje
Los bosques y montes de Navarra

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

enlaces relacionados

Los bosques son parte inherente de la cultura, tradiciones y formas de vida de Navarra, una de las regiones con mayor superficie forestal relativa en Europa.

Así, el 64% del territorio es forestal y de esa superficie 450.000 hectáreas están cubiertas por árboles, siendo el resto matorrales o pastizales. El 80% de estos bosques son autóctonos y en los últimos 20 años la superficie arbolada en Navarra se ha incrementado en un 24%.

La palabra “forestal” se asocia genéricamente con bosques y más concretamente con árboles. Esto es cierto en muchos países europeos, pero no en otros. Así, en Navarra, los pastos, las formaciones arbustivas y de matorral tienen también la consideración de terreno forestal.

Sistemas Forestales

La alta variabilidad climática, edáfica y orográfica de Navarra hace que los sistemas forestales sean muy diversos. El haya es el árbol mas abundante en Navarra con cerca de 145.000 hectáreas, lo que supone un tercio de las hayas de la Península Ibérica.

En los Valles de Roncal y Salazar, los bosques están compuestos principalmente por pino silvestre. Existen zonas en las que el haya o el abeto, éste último en su límite sur de Europa, forman masas mixtas, como es el caso del monte Irati.

La zona noroccidental, muy húmeda, está poblada por bosques atlánticos mixtos. Este paisaje se define a su vez por repoblaciones de coníferas de un marcado carácter productor.

Las formaciones forestales de la zona media y sur de Navarra están caracterizadas por la presencia de robledales mediterráneos, encinas y coscojas principalmente, y formaciones de matorral, algunas de ellas muy relevantes desde el punto de vista ecológico.

Las repoblaciones de pino laricio están representadas fundamentalmente en la zona media, mientras que el pino alepo, autóctono de Navarra y que aún forma bosques naturales en lugares como Las Bardenas, se sitúa en la zona sur de la provincia cumpliendo un importante papel minimizando los procesos erosivos de algunos lugares.

subir

Relevancia ecológica

Mapa de montes. (Ampliar imagen). Descargar pdf.

Conforman imprescindibles hábitats para la subsistencia de especies de flora y fauna. Los árboles con oquedades o la madera muerta generan refugio para aves y micromamíferos y proporcionan condiciones indispensables para la vida de ciertas especies de invertebrados, alimento, a su vez, de otras igual de relevantes.

Navarra ha establecido una red de espacios para su conservación, llamada Red Natura 2000, cuyo principal objetivo es asegurar que la conservación de los bosques sea compatible con el aprovechamiento de sus recursos. Sirva como ejemplo el Parque Natural de Urbasa y Andía, en dónde, usos tradicionales como la ganadería o el aprovechamiento forestal, son perfectamente compatibles con el turismo o la conservación de sus elevados valores ambientales.

Además, los bosques influyen enormemente en los ciclos del agua, sujetando el suelo y reduciendo consecuentemente los efectos de las inundaciones y el arrastre de materiales.

Y no hay que olvidar que son grandes fijadores del CO2 atmosférico, estimándose que ¼ parte de las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles son retiradas del aire por la vegetación.

subir

Relevancia socioeconómica

Desde la perspectiva socioeconómica los bosques proporcionan diferentes beneficios, unos cuantificables económicamente (generación de empleo, actividad en zonas rurales,...) y otros no cuantificables económicamente (entorno natural, bienestar,...).

En cuanto al empleo, el número de empresas en el sector forestal en Navarra asciende a 300, y generan un total de 2.100 empleos directos y otros tantos indirectos. La industria en Navarra se caracteriza en general por su pequeño tamaño y su importancia en el ámbito local. Aproximadamente el 80% de las empresas de explotación forestal y el 75% de las industrias de transformación tienen menos de 10 empleados. En muchos casos son empresas familiares y de desarrollo local que generan empleo fijando la población en el ámbito rural, de ahí la importancia de su implantación y mantenimiento.

La madera es uno de los principales recursos y además es el único material natural, renovable, reciclable y biodegradable. Otra gran fuente de recursos económicos proviene de los productos forestales no maderables, como por ejemplo hongos, caza, miel, plantas aromáticas o turismo, los cuales no necesariamente son comercializados sino aprovechados en el entorno rural.

subir

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web