(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

Elecciones al Parlamento

 

El Parlamento es la asamblea legislativa formada por cincuenta miembros electos, son llamados parlamentarios y parlamentarias forales.

Fue instituido en 1982 por la Ley Foral de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra, bajo la denominación de Parlamento o Cortes de Navarra, en referencia a las Cortes del Viejo reino.

Las áreas sobre las que legisla el Parlamento de Navarra incluyen numerosos e importantes aspectos de la vida cotidiana de la ciudadanía: educación, salud, asuntos sociales, vivienda, impuestos, medio ambiente, obras públicas, comunicaciones, deporte, juventud, cultura, actividades económicas, empleo, etc.

¿Cómo se elige el Parlamento de Navarra?

El Parlamento de Navarra se elige, por un periodo de cuatro años, mediante sufragio universal, libre, secreto y directo, de todos los navarros y navarras mayores de 18 años con derecho a voto con inscripción en el censo electoral.

Los partidos políticos, federaciones, coaliciones y agrupaciones electorales legalmente constituidos, presentan sus candidaturas en listas cerradas de cincuenta aspirantes bajo un nombre y un logotipo.

El electorado vota en una única circunscripción que comprende todo el territorio de la Comunidad Foral. Las papeletas de voto contienen la lista de los cincuenta nombres de la candidatura, en la que el electorado no puede introducir ninguna modificación o cambio.

El reparto de escaños se hace mediante un sistema proporcional a los votos recibidos por cada partido, coalición o agrupación electoral, corregido por la regla D'Hondt.

Las personas aspirantes adquieren la condición de parlamentarios y parlamentarias forales según el número de escaños que haya obtenido su candidatura y el lugar que ocupen en ésta, del primero al último. Si una persona electa no toma posesión de su cargo, el escaño se asigna a la persona que le sigue en la lista de su misma candidatura.

Las parlamentarias y parlamentarios forales tienen el derecho y el deber de asistir, con voz y voto, a las sesiones plenarias del Parlamento y a las de aquellos órganos parlamentarios de los que formen parte. Dichos cargos gozan de inmunidad en el territorio de Navarra excepto en caso de flagrante delito y no pueden ser procesadas o procesados por las opiniones expresadas en el ejercicio de su cargo.

La Mesa, los grupos parlamentarios y la junta de portavoces

En la primera sesión celebrada después de las elecciones, el Parlamento elige a su Presidente o Presidenta, a las dos vicepresidencias así como a los dos cargos que ocupan las dos secretarías, Todos estos cargos constituyen la Mesa del Parlamento, que es el órgano de gobierno interno. Los diferentes partidos y agrupaciones presentes en la Cámara articulan su acción política a través de los Grupos Parlamentarios. Cada grupo nombra a una persona que actúa como su portavoz y el conjunto de todos ellas forma la Junta de Portavoces, que es el órgano a través del cual se canalizan las iniciativas y actividades políticas de los partidos, federaciones, coaliciones y agrupaciones electorales en el Parlamento.

Elección de la Presidencia de la Comunidad Foral de Navarra

El primer acto político relevante del Parlamento de Navarra después de su constitución, es la elección de la Presidencia de la Comunidad Foral de Navarra, que funciona de la siguiente forma:

El Presidente o Presidenta del Parlamento de Navarra, previa consulta con las portavocías, propone a una persona como aspirante a la Presidencia de la Comunidad Foral de Navarra.

La persona aspirante a la Presidencia presenta su programa al Parlamento, debiendo obtener mayoría absoluta en primera votación para ser elegida.

Si no la obtiene, se procede a una segunda votación veinticuatro horas después, en la que la persona aspirante para la Presidencia de la Comunidad Foral debe obtener mayoría simple.

Si no consigue mayoría simple, la persona aspirante queda rechazada y se tramitan sucesivas propuestas mediante el mismo procedimiento.

Si trascurridos tres meses hubiera sido elegida ninguna de las personas propuestas, el Parlamento quedará disuelto, convocándose de inmediato nuevas elecciones.

Las elecciones al Parlamento vienen reguladas por las siguientes leyes:

  • Ley Foral 16/1986, de 17 de noviembre, reguladora de las elecciones al Parlamento de Navarra.
  • Ley Orgánica 13/1982, de 10 de agosto, de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (artículos 29 y 30)

  • Gobierno de Navarra

    Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web