(ir al contenido)

Instituto de
Salud Pública y Laboral de Navarra

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

enlaces relacionados

contacto de esta sección

Promoción de la Salud

Plan Foral de Drogodependencias

Leyre, 15

31003 Pamplona

Tel.: 848 42 14 39

Fax: 848 42 34 74

pfdrogod@navarra.es

.

Hacer que en las personas de nuestra familia y nuestro entorno...

  • ... crezca la autoestima

El autoconcepto es la imagen que una persona tiene de si misma, es decir, cómo se ve a sí misma. En la formación del autoconcepto del niño es importante no sólo lo que otros piensan y sienten sobre él, sino también lo que él piensa de si mismo, a partir de sus propias experiencias de éxito o fracaso. Dentro del autoconcepto está la autoestima, entendida como el sentimiento de valoración positivo o negativo con respecto a si mismo.
¿Cómo trabajar el autoconcepto y la autoestima desde la familia?
El fomento de la autoestima comienza cuando los hijos nacen y debe continuar a lo largo de los años. Los padres debe mostrar a sus hijos, con actos y palabras, que les apoyan, aceptan y quieren.

Algunas pautas o actuaciones que favorecen la autoestima:

  • Darles afecto y comprensión.
  • Aceptarles con sus cualidades y sus defectos.
  • Hacerles sentir importantes.
  • Orientarles, en la medida de lo posible, para que emprendan metas realistas adaptadas a sus posibilidades.
  • Estimular los éxitos sobre todo desde el esfuerzo y no sólo desde el logro.
  • Darles gradualmente responsabilidades.

Tener una imagen ajustada de sí mismos dará a los hijos seguridad y confianza; les ayudará a superar dificultades personales; estimulará su autonomía y les posibilitará para establecer relaciones personales positivas.

Una autoestima negativa, por el contrario, les hará sentirse inseguros y tener mayor tendencia a establecer relaciones de dependencia con otras personas, grupos o sustancias.

  • ... mejore la comunicación en familia

La comunicación, entendida como la capacidad para escuchar y expresar las ideas, sentimientos, opiniones... entre los distintos miembros de una familia, es un elemento clave en el desarrollo personal de los hijos. Para que los hijos puedan establecer una relación comunicativa positiva con los padres deben sentir que son aceptados y escuchados, que pueden exponer y expresar sus sensaciones y sentimientos si ser censurados.

Los padres deben crear un clima adecuado y favorecedor para esa comunicación, potenciando sobre todo la existencia de relaciones afectivas satisfactorias entre los distintos miembros. Los padres, pues, tienen que desarrollar unas actitudes comunicativas centradas en lo que decimos y en el como lo decimos:

Prepararse "para escuchar", no distraerse y dar muestras y señales de que interesa la comunicación.

  • Adoptar una actitud de respeto hacia los hijos, independientemente de que esté de acuerdo o en desacuerdo con lo que digan.
  • Intentar ponerse en el lugar de los hijos, aceptar sus sentimientos y capacidades.
  • Esperar a que terminen su mensaje y no interrumpirles.

Otro aspecto que ayuda a mejorar la comunicación con los hijos es transmitir claramente las emociones y opiniones.

Expresar lo que se piensa sin juzgar, hablando en primera persona.

  • Ceñirse a los temas que se traten en el momento, sin mezclar cosas pasadas.
  • Pedir y no exigir (evitar "quiero que" y sustituirlo por "me gustaría que").
  • ...crezca la autonomía

El concepto de autonomía está relacionado con la capacidad de la persona para hacer frente a la vida de manera reflexiva y crítica, sin estar sujeto a los vaivenes del momento.

Esta capacidad se desarrolla desde la infancia, siendo el resultado de un proceso de construcción individual y progresivo.

La falta de autonomía en la toma de decisiones, en las relaciones sociales y en definitiva en la gestión de su propio proyecto de vida, pueden favorecer que las personas establezcan relaciones de dependencia con las drogas. ¿Cómo trabajar la autonomía desde la familia? La familia a lo largo del proceso de crecimiento de los hijos tiene un papel muy importante en el logro de la autonomía de éstos. Los padres pueden favorecer y ayudar a los hijos para que sean personas responsables, con sentido crítico y con capacidad para enfrentarse y resolver las distintas situaciones que se les pueden presentar a lo largo de la vida.

A continuación se resaltan algunas orientaciones que desde la familia pueden favorecer la adquisición de la autonomía en los hijos:

  • Darles la posibilidad de ser ellos mismos.
  • Darles la oportunidad de que vayan asumiendo responsabilidades.
  • Dejarles momentos y espacios para tomar decisiones.
  • Reforzar sus comportamientos y manifestaciones de autonomía.
  • Establecer normas claras y consensuadas, que no sean tan rígidas que impidan a los hijos actuar con cierta autonomía, ni tan débiles que no les den seguridad suficiente para actuar de forma no dependiente.
  • ...supervisar la conducta de los hijos

A través de la supervisión transmitimos a los hijos nuestro interés por lo que hacen y cómo lo hacen. No se trata de seguirles, sino de cerciorarnos de que su conducta es la que esperamos de ellos.

Cómo supervisar su conducta depende en buena medida de la edad de los niños. A modo de ejemplo: procurando saber donde están y que hacen en un momento determinadoy comprobándolo de vez en cuando. No ocultando que lo hacemos, aunque tampoco es necesario recordarlo continuamente. Por medio de instrucciones como "debes regresar a casa antes de tal hora", inscribiendo al hijo o hija en una actividad extraescolar para evitar que esté muchas horas en la calle después de clase. Preguntando a los hijos de vez en cuando por su conducta y por la de sus amigos, etc.

  • ... se resuelvan problemas y conflictos de forma adecuada

Supone la capacidad que la persona tiene para dar una respuesta apropiada que le permita hacer frente a una situación problemática con sus propios recursos. Un elemento importante para prevenir el uso inadecuado de drogas es tener capacidad de resolver situaciones conflictivas o problemáticas buscando respuestas constructivas. Algunas pautas que pueden ayudar en el proceso de resolución de conflictos son:

  • Dejar que los hijos resuelvan los conflictos que puedan afrontar, apoyando en todo momento esta decisión independientemente de que obtengan éxito o fracaso.
  • Explicarles que hay conflictos que los hijos no pueden resolver solos, por el momento evolutivo en que se encuentran.
  • En este caso es importante que los padres los resuelvan con ellos, pero no por ellos.
  • Enseñar a los hijos que los conflictos no se resuelven ignorándolos.
  • Despertar la capacidad de reflexión en los hijos para que puedan hacer frente a los problemas desarrollando estrategias para resolverlos.

En definitiva, se trata de que los niños y los adolescentes aprendan a resolver sus conflictoos y problemas en la vida cotidiana, confiadamente y con todos los recursos y capacidades personales, sin recurrir a soluciones externas (como las drogas).

  • ... se definan normas claras y firmes y poniendo límites en función de la edad

Los niños y niñas precisan de normas claras, constantes y bien definidas. Deben saber qué se debe cumplir y que ocurre si no se respeta. Las normas deben razonarse y en lo posible deben acordarse con los hijos e hijas. El cumplimiento de las normas debe ser siempre reforzado y las sanciones por su incumplimiento deben ser proporcionadas y relacionadas con las conductas que las  motivan. Para la eficacia de las normas es fundamental que los miembros de la pareja no se contradigan.

  • ... aprender y formarme a través de las escuelas de padres

Diferentes entidades públicas y privadas ofertan formación, generalmente gratuita, sobre prevención de drogodependencias. Puedes informarte a través del Plan Foral de Drogas, de los Planes Municipales de Drogodependencias dependentes de Ayuntamientos y/o Mancomunidades, las Apymas de tu centro escolar, las Federaciones de Apymas de Navarra, de los Servicios Sociales de Base de tu barrio o pueblo o del Centro de Salud. También hay entidades privadas que gestionan estas formaciones. En el Plan Foral de Drogas te podrán dar una relación de las mismas.


Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web