(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

contacto de esta sección

Atención Ciudadana
Tel.: 948 012012
         012*
Horario
: Del 1 de julio al 15 de agosto, de lunes a viernes, de 8:00 a 15:00 horas.
E-mail: navarra@navarra.es
*Coste de la llamada: 0'34 euros independientemente de la duración.

Atención a Medios de Comunicación
Tfno: 848 426700
E-mail:  prensa@navarra.es
Avda. Carlos III 2
31002 PAMPLONA
Horario: Del 17 de julio al 31 de agosto, ambos inclusive, el horario será de lunes a viernes, de 08:00 a 14:30 horas (excepto festivos).

Ver más noticias de este día

Infecciones, embarazos múltiples y edad de la madre, entre las principales causas de nacimientos de bebés prematuros en Navarra viernes, 17 de noviembre de 2017


La Unidad de Neonatología del CHN atendió en 2016 a 211 bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación, el más pequeño con 610 gramos de peso


neonatos

El papel del padre cobra importancia en Neonatología. ( ampliar imagen )

Las infecciones de las membranas que rodean al feto, los embarazos múltiples, las edades extremas maternas (por debajo de 17 años o por encima de 35) o su nivel de estrés destacan entre las principales causas desencadenantes conocidas en los nacimientos de bebés prematuros que se registran en Navarra, que son los que tienen lugar por debajo de las 37 semanas de gestación.

Este viernes se celebra el Día Internacional del Niño y la Niña Prematuros, una jornada de sensibilización dedicada a estos recién nacidos y sus familias. En los últimos años, en torno al 10% de nacimientos registrados en la red sanitaria pública navarra se produce antes de llegar a término. El índice de supervivencia una vez superado el momento de nacimiento (normalmente por cesárea) se acerca al 100% y los esfuerzos de los equipos profesionales se centran en trabajar para que evolucionen con las menores secuelas posibles.

En 2016, el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) contabilizó 389 recién nacidos por debajo de la semana 37 de gestación sobre un total de 4.047 partos, lo que arroja un índice de prematuridad similar al que se viene registrando en los hospitales del entorno. Uno de cada dos recién nacidos prematuros suele requerir de cuidados especializados o intensivos, lo que conlleva su ingreso en la Unidad de Neonatología del CHN.


neonatos

Profesionales del equipo de Neonatología trabajando en una incubadora. ( ampliar imagen )

En esta unidad, centro de referencia de cuidados especializados de recién nacidos para todos los hospitales públicos de Navarra, ingresaron el año pasado 518 bebés, de los cuales 211 eran prematuros, sobre un total de 5.364 nacimientos registrados (4.074 en el CHN, 865 en el Hospital “Reina Sofía” de Tudela y 425 en el Hospital “García Orcoyen” de Estella). El paciente más pequeño de 2016 pesó 610 gramos y nació con 25 semanas de edad gestacional.

Tratamientos mínimamente invasivos

El principal problema de los bebés prematuros es la inmadurez de sus órganos, especialmente del pulmón, lo que repercute en todo su organismo. Suelen presentar también problemas digestivos e infecciones. Para garantizar su supervivencia, se les aplican tratamientos muy amplios y variados. Entre los más importantes, destaca la administración prenatal de corticoides sistémicos a la madre cuando hay una amenaza de parto prematuro, para inducir la maduración pulmonar antes del parto.

Una vez que nace el bebé prematuro, uno de los principales tratamientos que suelen requerir es la administración de líquido surfactante intratraqueal, lo que mejora de forma importante el pronóstico de neonatos con síndrome de dificultad respiratoria. A este respecto, el CHN viene aplicando desde el año pasado una técnica mínimamente invasiva conocida como MIST por sus siglas en inglés (Minimal Invasive Surfactant Therapy), que consiste en aplicar el fármaco tensioactivo que requieren muchos de estos bebés mediante un catéter rígido vascular, lo que está reduciendo el número de intubaciones (ventilación mecánica para garantizar la respiración) y sus complicaciones asociadas.

En el caso de los grandes prematuros, nacidos antes de las 32 semanas de gestación, los períodos de ingreso suelen oscilar entre los 2 y los 6 meses.

Cuidados centrados en el desarrollo neurosensorial y emocional del bebé

La Unidad de Neonatos mantiene un programa de cuidados centrados en el desarrollo (CCD), dirigido a favorecer la buena evolución neurosensorial y emocional de los bebés ingresados. El objetivo es que estos recién nacidos sufran el menor estrés y dolor posible dentro de la situación crítica que atraviesan, implicando al máximo en todo este proceso a los padres y madres.

Uno de los objetivos para favorecer la normalización en la situación del bebé es intentar realizar altas precoces, que permitan que los recién nacidos prematuros se marchen a casa cuando alcanzan un peso en torno a los 2000-2200 gramos, siempre que tengan suficiencia respiratoria y la seguridad de que la familia es capaz de alimentarlos y reconocer un posible problema que precise asistencia médica. El seguimiento que se realiza a estos bebés una vez fuera del hospital es muy estrecho e implica la coordinación de la consulta de Neonatología, los servicios especializados que requiera según su estado (Neumología, Neuropediatría, Cardiología, Digestivo, Rehabilitación, etc.) y sus centros de Atención Primaria de referencia.

Desde 2012, los progenitores tienen las puertas de la unidad de neonatos abiertas las 24 horas para poder estar en contacto con sus hijos e hijas el tiempo que deseen. La unidad potencia la aplicación del ‘método canguro’, basado en el contacto piel con piel de los padres y madres con los bebés durante períodos prolongados de tiempo. Este método se considera clave para reforzar vínculos en un momento traumático para ambas partes. También se le atribuyen efectos positivos en el desarrollo neuronal y afectivo del bebé, así como en su estado físico general, lo que a su vez suele reflejarse en una reducción de los períodos de ingreso.

La Unidad de Neonatos mantiene además una política de apoyo a la lactancia materna, con protocolos conjuntos con las plantas maternales y la UCI de personas adultas concebidos para ayudar a las madres que deseen establecer este tipo de alimentación y estén en condiciones de hacerlo. Los equipos profesionales ofrecen apoyo y asesoramiento a las madres tanto si tienen posibilidad de dar directamente pecho a sus bebés como si deben hacerlo indirectamente, mediante extractores de leche, ya sea porque los recién nacidos tienen que permanecer en incubadora o porque su situación no les permite amamantar. Para ello, la unidad cuenta con un sistema de recogida y conservación de la leche que aportan cada día las madres de los bebés ingresados, así como una sala donde éstas pueden realizar las extracciones.

Campaña de recogida de extractores de leche materna

Recientemente, esta sala de lactancia ha incorporado cinco nuevos extractores de leche a disposición de las madres durante el período de ingreso de sus bebés, que se unen a otros dos que ya había. Además, con la idea de fomentar la lactancia en madres con escasos recursos económicos, la unidad acaba de poner en marcha una campaña de recogida de extractores de leche. El objetivo es que las madres que no usen ya estos dispositivos se animen a donarlos a la Unidad, que se encargará de su esterilización, puesta a punto y mantenimiento.

Las personas interesadas en donar extractores pueden entregarlos en la propia Unidad de Neonatos del CHN o enviarlos por correo. Se pide que los aparatos estén en buen uso y, a ser posible, que sean eléctricos.

Un equipo de más de 60 profesionales

El equipo de Neonatología del CHN está integrado por 11 pediatras (2 de ellos asignados a la planta de Maternidad y los otros 9 compartidos entre la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos -UCIP- y el Área Neonatal), 34 profesionales de Enfermería y 18 auxiliares.

El origen de la unidad se remonta a mediados de los años 70, cuando se puso en marcha con un equipo encabezado por el doctor Francisco Javier Egüés. En 1998, cambió a su actual ubicación, en la planta baja del CHN-B (antiguo Hospital Virgen del Camino). Es a partir de 2007 cuando adquiere sus actuales características, al abrirse la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, con un pediatra especializado en Neonatología intensivista con presencia física las 24 horas del día. En la actualidad, la unidad está dirigida por Teresa Rives, jefa de sección de Pediatría del CHN, y Esther Garcés Bueno, jefa de la unidad de Enfermería de Neonatología y Cuidados Intensivos Pediátricos.

En el último año, profesionales de esta unidad han colaborado en la puesta en marcha del nuevo Diploma de Especialización en Cuidados de Enfermería en Neonatología y Cuidados Intensivos Pediátricos, que ha comenzado a ofrecer este curso la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Profesionales de Medicina y Enfermería de la Unidad participan como docentes en el curso, concebido para fomentar la formación específica en un campo que requiere de habilidades y conocimientos muy concretos.

Nota de prensa:

Si desea descargarse en formato PDF esta información completa pinche aquí .

Galería de fotos

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web