(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

Acceso a MiBON

BOLETÍN Nº 7 - 15 de enero de 1999

  • I. COMUNIDAD FORAL DE NAVARRA
    • - Otras Disposiciones

ACUERDO de 28 de diciembre de 1998, del Gobierno de Navarra, por el que se declara Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal el proyecto de Canal de Navarra y la transformación de sus zonas regables, y se somete el mismo a información pública, juntamente con el Estudio de Impacto Ambiental, por plazo de dos meses.

Los Departamentos de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones y de Agricultura, Ganadería y Alimentación del Gobierno de Navarra han presentado ante el Departamento de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, para su tramitación y aprobación, el "Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) del Canal de Navarra y la Transformación de sus Zonas Regables" que incluye el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) preceptivo, como consecuencia del Convenio de Colaboración para la ejecución del Canal de Navarra, firmado entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Navarra, el 19 de octubre de 1998, y que se desarrolla en coordinación y colaboración entre las dos Administraciones.

El PSIS está integrado por el propio documento del PSIS (memoria y planos), el Estudio de Impacto Ambiental con addenda de actualización de diciembre de 1998, y los documentos correspondientes a la Planificación de Actuaciones en Materia de Infraestructuras de la Zona Regable del Canal de Navarra (previa al EsIA), y al Estudio de las Condiciones, Problemática y Soluciones de Drenaje de la Zona Regable del Canal de Navarra. Además como soportes del PSIS y del EsIA, se han tenido en cuenta los Proyectos constructivos del Canal de Navarra 1.ª fase, y el Proyecto de trazado de Canal de Navarra 2.ª fase.

El PSIS presentado cumple los criterios, determinaciones y documentación exigidos por el artículo 64 de la Ley Foral, 10/1994, de 4 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas, y el Gobierno de Navarra, a través de los Departamentos de Agricultura, Ganadería y Alimentación y del de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones son, en el marco de sus respectivas competencias, promotores del Canal de Navarra y de la transformación de sus zonas regables. La titularidad del Canal de Navarra corresponde al Estado, por tratarse de una obra declarada de interés general por la Ley 22/1997, de 8 de julio, o bien de aquel órgano al que le fuere transferido; la titularidad de las zonas regables corresponde provisionalmente a la Administración de la Comunidad Foral, a través del Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación, siendo la titularidad definitiva de las Comunidades de Regantes que al efecto se constituyan. La ejecución del Canal de Navarra se desarrollará a través de los correspondientes proyectos constructivos; y la transformación de las zonas regables se llevará a cabo por la Administración Foral, de acuerdo con lo establecido en la normativa foral sobre infraestructuras agrarias.

El PSIS presentado incluye una amplia y expresa justificación de su interés público y utilidad social.

Los antecedentes históricos recogidos muestran cómo la idea de construir un gran canal, para llevar agua a amplias zonas de la geografía navarra, no es nueva: un Plan de Obras de la Confederación Hidrográfica, de 1928, contemplaba ya la posibilidad de construir un canal, llamado entonces "Acequia de Navarra", con origen en el Canal de Bardenas. En décadas sucesivas, se ha ido tratando y avanzando sobre esta idea, deslindándose el Canal de Navarra del Canal de Bardenas: el Canal de Navarra utilizaría caudales del río Irati. Después de una serie de estudios y anteproyectos, pasando incluso por el trámite, no culminado, de alguno de los embalses, como el de Lumbier, se ha llegado a la actual situación, en la que los dos pilares básicos sobre los que se fundamenta la política hidráulica y de regadíos en la Comunidad Foral, son el embalse de Itoiz y el Canal de Navarra, y éste tal como se contempla en este PSIS, cuyo objeto se extiende también a la transformación de sus Zonas Regables. En su día, por acuerdo de 27 de junio de 1991, se aprobó definitivamente el PSIS del Canal de Navarra-Primera Fase.

El Canal de Navarra y la transformación de sus zonas regables cuenta con fundamento legal y justificación del interés público y utilidad social, derivados de la Ley 22/1997, de 8 de julio, que declara de interés general el embalse de Itoiz y el Canal de Navarra; de su previsión en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado por el Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio; del Convenio de colaboración para la ejecución del Canal de Navarra suscrito entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Navarra el 19 de octubre de 1998; de la Ley Foral 15/1995, de 29 de diciembre, cuya disposición adicional número 22 declara de interés general, a todos los efectos, las obras de construcción del Canal de Navarra y de implantación y mejora de regadíos en la zona regable del Canal; y de la previsión de áreas regables en el Avance del Plan Nacional de Regadíos y en el Plan de Regadíos de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por el Gobierno de Navarra el 29 de junio de 1998 y por la Comisión de Agricultura, Ganadería y Montes del Parlamento de Navarra en sesión celebrada el 2 de diciembre de 1998.

Resulta de todo ello que este proyecto tiene un notable interés para el bienestar social de Navarra y para el conjunto del Estado Español, pues tiende a asegurar la satisfacción de una pluralidad de necesidades públicas, como son: el abastecimiento de consumo de agua a más de 220 núcleos de población, paliar el actual déficit de agua para usos humanos, industriales y agrarios de la zona, y posibilitar la transformación de regadío de 57.713 hectáreas servidas por el Canal de Navarra, lo que permitirá el desarrollo socio-económico y sostenible de gran parte del territorio incluido en la cuenca hidrográfica del río Ebro. Además el proyecto expresa los aspectos técnicos relativos al interés público y la utilidad social de la infraestructura, que sintetizan los factores que caracterizan la situación de partida, las circunstancias favorables que hoy concurren, y que posibilitan una nueva orientación de la misma, y las características de la situación final que se configura, enunciadas como objetivos a conseguir, que concluyen en la mejora de la estructura agraria y en un desarrollo rural y agrario sostenible del área.

El PSIS describe de forma clara y suficiente el espacio en el que se asienta la infraestructura y el ámbito territorial de incidencia de la misma, así como el proyecto y sus características. El Canal de Navarra tiene su origen en la obra de toma del embalse de Itoiz, en el término municipal de Lónguida, y se dirige hacia el sur hasta terminar en la laguna de Lor en el término municipal de Ablitas. En su inicio, el Canal recorre el borde septentrional de la Cuenca de Aoiz, para pasar, posteriormente, al borde sudeste de la Cuenca de Pamplona. Una vez fuera de la Cuenca de Pamplona, se dirige hacia el sur atravesando la zona correspondiente a la Navarra Media oriental, apoyándose en las estribaciones occidentales de las Sierras de Aláiz y de Ujué. Continuando hacia el sur, el Canal, una vez atravesado el valle del río Aragón y el extremo noroeste de Bardenas Reales, se adentra en la Ribera tudelana hasta alcanzar y cruzar el río Ebro, para luego discurrir en la misma dirección hasta Montes de Cierzo, los cuales bordea de este a oeste. Dejados los montes de Cierzo, el Canal retoma la dirección sur para finalizar, como ya se ha indicado, en la laguna de Lor.

El Canal está conformado por un tronco principal, dividido en 16 tramos, y por cuatro ramales, constituyendo cada uno un tramo por ramal -el ramal de Artajona (tramo 18), el de Tafalla (tramo 19), el de Corella (tramo 17) y el de Ablitas (tramo 20), y en él se distinguen dos fases diferentes: la primera fase comprende desde su inicio hasta la mitad del tramo 10, antes de cruzar el río Aragón, incluyendo los ramales de Artajona y Tafalla y las cuatro balsas de regulación; y la segunda fase abarca desde el río Aragón hasta la Laguna de Lor, incluyendo los ramales de Corella y de Ablitas.

Las características básicas del trazado del Canal son, resumidamente, las siguientes: el tronco principal, entre la obra de toma del embalse de Itoiz y la laguna de Lor, tiene una longitud de 145 km. y los ramales que derivan del mismo suman, entre todos ellos, una longitud de 32 km., suponiendo, por tanto, el conjunto del Canal un total de 177 km; las obras del Canal incluyen la construcción de 6 túneles, con una longitud total de 13,5 km., 12 sifones, con una longitud de 51 km. y 2 acueductos con una longitud de 570 metros; se prevén 4 balsas de regulación, con una capacidad conjunta de almacenamiento de 9,5 hm3, en los siguientes emplazamientos: Villaveta, Unciti, Artajona y Pitillas; la balsa de Artajona delimita el primer sector de regulación del Canal, y en ella se sitúa el centro de control de todo el Canal. El Canal ha sido concebido con las más modernas técnicas sobre regulación en obras lineales de transporte hidráulico a cielo abierto, comportando su automatización grandes ventajas (aprovechamiento, seguridad, etc.).

El espacio en el que se asentará esta infraestructura es variado, pues variada es la geografía que atraviesa desde su origen en Itoiz hasta su final en Ablitas. Su construcción afecta directamente a los términos municipales siguientes: Ablitas, Añorbe, Arguedas, Artajona, Barillas, Beire, Biurrun-Olcoz, Cascante, Cintruénigo, Corella, Noain-Valle de Elorz, Izagaondoa, Lónguida, Mélida, Monreal, Monteagudo, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Obanos, Olite, Pitillas, San Martín de Unx, Santacara, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Tudela, Tulebras, Ucar, Ujué, Unciti, Urroz y Valtierra; y la Junta de Bardenas Reales de Navarra.

El PSIS contempla la transformación de las zonas regables servidas por el Canal, a partir de informes y estudios previos, delimitando las áreas finalmente regables tanto en base a criterios edafológicos y medioambientales, como en cuanto a criterios de factibilidad técnico-económica desde el punto de vista de la ingeniería hidráulica. En efecto, las zonas regables se plantean en su totalidad en áreas actualmente cultivadas, consideradas como áreas prioritarias de riego, que suman, en su conjunto, unas 66.500 has., si bien la superficie potencial a transformar, viable desde el punto de vista ambiental, queda limitada a las 57.713 has. brutas antes indicadas (que equivalen a unas 53.125 has. netas), conforme a la dotación de 340 hm3 de agua para riego, a suministrar por el Canal de Navarra. La mayor parte de estas áreas corresponde a cultivos de secano (un 66%), siendo el resto regadíos eventuales a consolidar (el 25,6%) y regadíos intensivos en los que se pretende reducir su coste energético (el 8,4%).

Los términos municipales objeto de desarrollo de las zonas regables son: Ablitas, Adiós, Añorbe, Arguedas, Artajona, Barillas, Beire, Berbinzana, Cadreita, Caparroso, Carcastillo, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Cortes, Enériz, Falces, Fitero, Fontellas, Larraga, Legarda, Marcilla, Mélida, Mendigorría, Miranda de Arga, Monteagudo, Murchante, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Muruzabal, Obanos, Olite, Peralta, Pitillas, Puente la Reina, Ribaforada, San Martín de Unx, Santacara, Tafalla, Tirapu, Tudela, Tulebras, Ucar, Ujué, Uterga y Valtierra; y la Junta de Bardenas Reales de Navarra.

La inversión a realizar en las obras del Canal asciende a un total de 82.445 millones de pesetas, que, de acuerdo con el Convenio de colaboración suscrito, se reparten entre las dos Administraciones, correspondiendo, por tanto, a la del Estado 49.470 millones de pesetas y a la de Navarra 32.975 millones de pesetas. En cuanto a la distribución por fases en que se ha dividido el Proyecto del Canal, 58.050 millones de pesetas corresponden a la primera fase (pesetas corrientes de 1993), y 24.395 millones a la segunda fase (pesetas corrientes de 1990). Dichas cifras se actualizarán de acuerdo a lo establecido en el citado Convenio.

Las obras a realizar en las zonas regables tienen un coste total que asciende a 98.111 millones de pesetas, de acuerdo con el Plan Foral de Regadíos, y serán cofinanciadas por la Administración y los beneficiarios con el siguiente reparto: 68.502 millones de pesetas a cargo de la Comunidad Foral de Navarra y 29.609 millones a cargo del agricultor. Ello supone una inversión por hectárea bruta de 1,2 millones de pesetas para la primera y de 0,5 millones para el segundo.

La previsión temporal de las inversiones relativa tanto al Canal como a las Zonas Regables tiene un horizonte temporal final, que en el primer caso está situado en el año 2.014, y en el segundo en el año 2.018.

Como se ha señalado anteriormente, el PSIS incluye, asimismo, el correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EsIA), al objeto de que se someta simultáneamente a la oportuna tramitación, para la adopción de la Declaración de Impacto Ambiental correspondiente. Dicho Estudio se formula tras la realización de la fase de iniciación y consultas en coordinación y colaboración entre la Administración del Estado y esta Administración Foral, y acompaña addenda de actualización de diciembre de 1998. La documentación presentada como Estudio de Impacto Ambiental, identifica y valora todas las posibles incidencias sobre el medio, derivadas de las acciones del Proyecto de Canal de Navarra y de la transformación en regadío, y propone las correspondientes medidas correctoras. En ese sentido, el estudio examina la afectación del proyecto a espacios naturales protegidos, incluyendo propuestas que se recogen en el PSIS presentado, por lo que éste puede desarrollarse de acuerdo con lo establecido en la Ley Foral 9/1996, de 17 de junio, de Espacios Naturales de Navarra. Se establece, asimismo, el Programa de Vigilancia Ambiental, que se deberá desarrollar tanto en la fase de obras como en la fase de utilización del proyecto. En orden a garantizar que el impacto final del proyecto, una vez desarrollado totalmente, sea el previsto en el estudio, se establecen las directrices para el desarrollo de los proyectos de riego, de forma que se logre su mejor integración ambiental.

Desde el punto de vista urbanístico, el contenido del apartado 6 del PSIS, "Referencia al Planeamiento Urbanístico" ha sido correctamente desarrollado. En el mismo se señala, en primer lugar, que el trazado del Canal discurre en su práctica totalidad por terrenos clasificados como suelo no urbanizable, salvo en los términos municipales que señala el PSIS -Tafalla, Arguedas y Tudela-, en los que también son afectados suelos urbanos y urbanizables, aunque en cuantía proporcionalmente escasa, en especial en los casos de Tafalla y Tudela. En el PSIS se destaca, también, que alguna de estas clases de suelo pudiera quedar afectada en la localidad de Ablitas, al discurrir el Canal entre la zona deportiva y un vial de circunvalación. Se podría añadir a las situaciones detectadas en el PSIS, el caso de Valtierra, localidad respecto a la cual el Canal discurre próximo al suelo industrial situado en el extremo que limita con Arguedas y al que quizás pudiera afectar. Las incidencias precedentes se resuelven, en cualquier caso, en el marco del artículo 62 de la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo, en el que se establece que las determinaciones de los PSIS vincularán al planeamiento urbanístico de las localidades afectadas, que deberá adaptarse a aquéllas en la primera modificación o revisión que del mismo se efectúe. Es en este marco en el que, obviamente, quedan resueltas también cualesquiera otras incidencias que respecto a las determinaciones del planeamiento local en suelo no urbanizable pudieran darse, siempre y cuando, como es el caso que nos ocupa, las obras que se propongan sean compatibles con las determinaciones establecidas, para todas las categorías de esta clase de suelo, por la Ley Foral citada. Finalmente, se hace referencia a las afecciones del proyecto al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Bardenas Reales, vigente desde el 21 de septiembre de 1998; siendo las actuaciones previstas en el PSIS compatibles con las determinaciones de dicho PORN.

En la documentación del PSIS, se incluye un apartado titulado "Régimen de Aplicación" en el que se establecen determinaciones al respecto tanto para el Canal de Navarra como para los terrenos afectados por las Zonas Regables definidas en el PSIS.

Por último, cabe destacar la determinación relativa al trámite de las modificaciones del trazado del Canal que discurra por suelo no urbanizable. Las modificaciones que, por razones de mejora de sus características geométricas o de adaptaciones en obra, sea preciso efectuar, se tramitarán conforme al Decreto Foral 229/1993, de 19 de julio, por el que se regulan los Estudios sobre Afecciones Medioambientales de los planes y proyectos de obras a realizar en el medio natural y conforme a las determinaciones de la Ley Foral 10/1994, de 4 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo relativas a la ejecución de usos y actividades en suelo no urbanizable. En otros supuestos, o cuando las alteraciones pretendidas difieran substancialmente del diseño o trazado del Canal, se procederá a la modificación del Proyecto Sectorial a través del mismo procedimiento que para su aprobación.

Con el PSIS se adjuntan los siguientes informes emitidos por distintos órganos y unidades de diversos Departamentos:

a) De la Dirección General de Estructuras Agrarias e Industrias Agroalimentarias, del Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación, que manifiesta su conformidad con el PSIS del Canal de Navarra y sus Zonas Regables, en lo referente a las materias de su competencia.

b) Del Servicio de Obras Públicas, del Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, en el que se distinguen las afecciones, por fases, a la actual malla ferroviaria, y las afecciones a las nuevas líneas ferroviarias previstas, estableciendo indicaciones para su compatibilidad.

c) Del Servicio de Patrimonio Histórico, del Departamento de Educación y Cultura, el cual manifiesta la inexistencia de afecciones al Patrimonio Arquitectónico declarado hasta la fecha. En cuanto al Patrimonio Arqueológico, se informa que se considera correcto el estudio del Patrimonio Arqueológico incluido en dicha documentación, así como las medidas correctoras y el plan de vigilancia propuestos.

d) Del Servicio de Seguridad Industrial, del Departamento de Industria, Comercio, Turismo y Trabajo, cuyo informe se refiere a las afecciones del Canal a las siguientes infraestructuras: gasoductos, concesiones mineras, oleoducto e instalaciones eléctricas de alta tensión, estableciendo indicaciones para lograr su compatibilidad.

e) Del Servicio de Caminos, del Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones. En el informe se recoge un listado con todas la carreteras afectadas por las obras del Canal y la solución prevista a tal efecto en el PSIS, destacándose el caso de la carretera NA-2340, Urroz-Campanas (II), afectada por la Balsa de regulación de Unciti, y en el que se aportan una serie de determinaciones al respecto.

f) De la Dirección General de Medio Ambiente en el que, tras referirse a los aspectos relevantes del proyecto, al desarrollo de la fase preliminar de iniciación y consultas y a la suficiencia y corrección del EsIA, informa favorablemente el proyecto, indicando las siguientes actuaciones para la adecuada integración ambiental del proyecto:

-Los Planes de actuaciones y Proyectos que desarrollen este Proyecto Sectorial, deberán adaptarse, en su momento, a lo que se derive de la creación de la Red Natura 2000 en Navarra.

-Se redactará un nuevo documento de Planificación de actuaciones en materia de infraestructuras de la zona regable del Canal de Navarra, que incluirá todas las modificaciones derivadas de las determinaciones que incluya la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental.

-De acuerdo con lo previsto en el Artículo 23 de la Ley Foral 13/1990, de protección y desarrollo del patrimonio forestal de Navarra, se compensará la superficie de bosque y formaciones leñosas altas eliminada mediante plantaciones. Esta medida se dirigirá, fundamentalmente, a las zonas de sotos situadas en zonas periféricas de protección de los Enclaves Naturales y a las áreas de carrascal y coscojar afectadas

-Los proyectos de transformación en regadío de las diferentes zonas, redes de distribución, adecuación de caminos y otras obras relacionadas como tendidos eléctricos y, en su caso, las estaciones de bombeo, se tramitarán de acuerdo con el Decreto Foral 229/1993, por el que se regulan los estudios de afecciones ambientales, y seguirán los criterios y las medidas correctoras, así como el Programa de Vigilancia Ambiental, previstos en el Estudio de Impacto Ambiental que ahora se somete a información pública.

-Se tramitarán, igualmente, de acuerdo con el Decreto Foral 229/1993 o con la normativa adecuada en su momento, los estudios de afecciones de los proyectos complementarios o auxililares de las obras y, en particular, los de préstamos, canteras y vertederos.

A la vista de lo expuesto, considerando los informes referidos y el Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio celebrada el día 22 de diciembre de 1998, y vista la Ley Foral 10/1994, de 4 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo y demás normas de aplicación, procede declarar el Proyecto del Canal de Navarra y la transformación de sus zonas regables como Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal, por tratarse de una obra declarada de interés general por el Estado y por la Comunidad Foral de Navarra que, cumpliendo la legislación aplicable, asegura la satisfacción de una pluralidad de necesidades públicas y posibilita el desarrollo sostenible de gran parte del territorio navarro. Al tiempo, considerando la fase de iniciación y consultas realizada con participación de esta Administración Foral y que el PSIS incorpora el EsIA, procede tramitar la evaluación de impacto ambiental, según lo previsto en el Real Decreto 1131/88, y someter a información pública el Estudio de Impacto Ambiental en el ámbito de las competencias de Navarra. Todo ello en coordinación y colaboración con la Administración del Estado que a su vez tramita los proyectos constructivos de la Primera Fase y el proyecto de trazado de la Segunda Fase, juntamente con el Estudio de Impacto Ambiental. Finalmente, este PSIS, una vez aprobado, vendrá a sustituir, al PSIS del Canal de Navarra-Primera Fase aprobado definitivamente por acuerdo de 27 de junio de 1991.

En su virtud, el Gobierno de Navarra, a propuesta de la Consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda,

ACUERDA:

1.º Declarar el Proyecto del Canal de Navarra y la transformación de sus Zonas Regables, Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal, a los efectos previstos en la Ley Foral 10/1994, de 4 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

2.º Señalar que, en los Proyectos constructivos y en la ejecución de las obras correspondientes, se recogerán y seguirán las indicaciones que, con relación a los ferrocarriles, a la red de carreteras, los gasoductos, las concesiones mineras, las obras a ejecutar en túnel, el oleoducto y las líneas eléctricas aéreas de alta tensión, se hacen en los respectivos informes del Servicio de Obras Públicas, del Servicio de Caminos, ambos del Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, y del Servicio de Seguridad Industrial, del Departamento de Industria, Comercio, Turismo y Trabajo, que figuran como anexos a la documentación del PSIS; señalar asimismo que en los Proyectos constructivos y en la ejecución de las obras, se procederá a la reposición de los trazados ferroviarios en desuso denominados "El Irati" y "El Tarazonica"; indicar que en la documentación final del PSIS, se recogerán las actuaciones para la adecuada integración ambiental del Proyecto, señaladas en el informe de la Dirección General de Medio Ambiente.

3.º Someter el expediente por plazo de dos meses, contado a partir de la fecha de su publicación, a los trámites simultáneos de información pública y de audiencia a las Entidades Locales cuyos términos queden afectados por las infraestructuras objeto del PSIS.

4.º Someter, asimismo y por el mismo plazo, a información pública el Estudio de Impacto Ambiental, de conformidad con el artículo 15 del Real Decreto 1191/1988, de 30 de septiembre.

5.º A tales efectos, el expediente estará de manifiesto en el Departamento de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda (Calle Alhóndiga, número 1-2.º, de Pamplona), pudiéndose presentar por escrito, durante dicho plazo, cuantas alegaciones se consideren oportunas. Asimismo, estarán de manifiesto los proyectos constructivos de la Primera Fase y el proyecto de trazado de la Segunda Fase del Canal de Navarra.

6.º Publicar este Acuerdo en el BOLETIN OFICIAL de Navarra y notificarlo a los Departamentos de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones y de Agricultura, Ganadería y Alimentación, a la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas del Ministerio de Medio Ambiente, a la Confederación Hidrográfica del Ebro y a los Ayuntamientos de: Ablitas, Adiós, Añorbe, Arguedas, Artajona, Barillas, Beire, Berbinzana, Biurrun-Olcoz, Cadreita, Caparroso, Carcastillo, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Cortes, Noian-Valle de Elorz, Enériz, Falces, Fitero, Fontellas, Izagaondoa, Larraga, Legarda, Lónguida, Marcilla, Mélida, Mendigorría, Miranda de Arga, Monreal, Monteagudo, Murchante, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Muruzabal, Obanos, Olite, Peralta, Pitillas, Puente la Reina, Ribaforada, San Martín de Unx, Santacara, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Tudela, Tulebras, Ucar, Ujué, Unciti, Urroz, Uterga, Valtierra, y a la Junta de Bardenas Reales de Navarra, a los efectos oportunos.

Pamplona, veintiocho de diciembre de mil novecientos noventa y ocho.-El Secretario General de Presidencia, Joaquín Gortari Unanua.

Código del anuncio: A9900210

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web